Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:40
Especialidades > Medicina de Familia

Los médicos de Familia quieren prohibir la publicidad de vino y cerveza

Piden además subir los impuestos, prohibir su consumo en la calle y limitar su acceso

Salvador Tranche, presidente de Semfyc.
Los médicos de Familia quieren prohibir la publicidad de vino y cerveza
Redacción
Martes, 20 de diciembre de 2016, a las 13:50
Hasta ahora, las restricciones publicitarias a las bebidas alcohólicas afectaban a las de mayor graduación, es decir, de licores. Tras los últimos casos de menores de edad que han ingerido una gran cantidad de alcohol con consecuencias fatales (el coma etílico o la muerte), los médicos de Familia piden endurecer la regulación sobre este tipo de bebidas.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha reclamado, mediante un comunicado, la adopción de medidas de prevención y control del consumo de bebidas alcohólicas basadas en las recomendaciones presentadas en la reunión de ministros de Sanidad de la Unión Europea, que a su vez están respaldadas por la Comisión Europea y el Plan Nacional de Drogas.

Entre estas medidas se encuentra “limitar la publicidad de cualquier bebida alcohólica, no solo los licores”. Hasta ahora, la ley prohíbe la publicidad televisiva de bebidas de graduación mayor a 20 grados, prohibición que se extiendía a todo tipo de bebidas alcohólicas en el caso de la publicidad en lugares donde no está permitida su venta y consumo.

La regulación de las bebidas alcohólicas procede de la ley general de publicidad, de 1988, si bien en 2012 el Gobierno introdujo un cambio en la ley de liberalización del comercio y de determinados servicios, que levantó esa prohibición para las bebidas de menos de 20 grados, como la cerveza y el vino.

Las otras recomendaciones que Semfyc exige que se cumplan son: la prohibición del consumo en la vía pública de cualquier tipo de alcohol, controlar los puntos de acceso a estos productos, limitar los horarios de venta y subir los impuestos a las bebidas alcohólicas. En este último punto, los médicos de Familia apuntan que el tipo impositivo al alcohol en España está “entre los más bajos de la UE”.

Los últimos datos sobre consumo de alcohol en jóvenes de 14 a 18 años provienen de la Encuesta sobre el uso de drogas en enseñanzas secundarias de 2016: en el último año, el 76,89 por ciento de los jóvenes han consumido alcohol, el 22 por ciento se ha emborrachado y el 32 por ciento lo ha consumido en forma de atracón, es decir, tomó cinco o más copas en un corto espacio de tiempo.