Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Medicina de Familia

La mitad de los médicos de Familia admiten tener una precariedad "moderada"

Un estudio elaborado por Camfic señala que más de dos tercios de los médicos sufren 'burnout'

Jordi Mestres, vicepresidente de Camfic.
La mitad de los médicos de Familia admiten tener una precariedad "moderada"
Redacción
Viernes, 02 de marzo de 2018, a las 12:10
Un 49,8 por ciento de los médicos de Familia sufre una precariedad “moderada” y un 18,5 por ciento “alta o muy alta”, según el estudio ‘La situación laboral de los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria de 2009 a 2015’, hecho público hoy por la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic).

El informe analiza el burnout y la precariedad laboral del colectivo de médicos de Familia que han finalizado su periodo de formación MIR entre los años 2009 y 2015, un periodo en el que el impacto de la crisis económica y los recortes en salud han sido muy patentes. Ha contado con la colaboración de las unidades docentes de Medicina de Familia de Cataluña y han participado 250 médicos.


El estudio no observa diferencias de 'burnout' entre sexos


El estudio no observa diferencias en términos de precariedad y burnout relacionadas con el sexo del profesional, pero asocia un mayor hastío laboral a los médicos con contratos temporales.

El vicepresidente de Camfic, Jordi Mestres, ha señalado que la evolución demográfica conlleva un incremento del envejecimiento, de la multimorbilidad y de la complejidad de la población atendida, que actualmente se aborda con menos profesionales, que piden mejorar en sus condiciones laborales.

Por ello, considera imprescindible tomar medidas ante esta situación ante la situación y acabar con la precariedad laboral entre los médicos de Familia porque “somos líderes en precariedad laboral, especialmente en el colectivo más joven de 30 a 40 años”.

“Los médicos de Familia sufrimos sobrecargas de visitas, y más de 25 visitas diarias por médico, con pacientes cada vez más complejos, compromete la fiabilidad del profesional y por lo tanto pone en riesgo la seguridad del paciente. Necesitamos promover un sistema sanitario seguro, fiable y sostenible con más médicos de Familia”.

Mestres ha señalado que la precariedad laboral lleva “años instalada en Atención Primaria, podríamos decir que empieza a cronificarse de forma preocupante en los diferentes estamentos de la profesión”.