Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30
Especialidades > Medicina de Familia

La 'carta a los Reyes' de Primaria incluye autogestión y profesionalización

Semergen pide a SSMM un redimensionamiento de las plantillas "para una mejor redistribución de los cupos"

Los médicos de AP quieren para este 2017 gestionar sus propios recursos.
La 'carta a los Reyes' de Primaria incluye autogestión y profesionalización
Redacción
Jueves, 05 de enero de 2017, a las 09:10
La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha escrito, un poco in extremis dadas las fechas, su particular carta a los Reyes Magos, en la que piden “salud y felicidad para el conjunto de los profesionales de la salud y nuestros pacientes”.

Pero ese no es el único deseo de los médicos de Familia. “La mejora de la organización, estructura y actividad asistencial en el ámbito de la Atención Primaria”, continúa Semergen, y como es una petición bastante amplia, más abajo se detienen en los detalles.

El primero de ellos es la profesionalización de la gestión; reparto defunciones y asignación de nuevos roles,  corresponsabilidad del paciente son los siguientes puntos. Se detienen algo más en la cuestión de los recursos humanos: “Es necesario un redimensionamiento de las plantillas de médicos en AP para una mejor redistribución de cupos en función de sobrecargas asistenciales”.

Además de la profesionalización, los médicos de Primaria quieren la “descentralización de la gestión”. “El médico de AP debe tener una participación más activa en los procesos asistenciales y en los recursos necesarios para el desarrollo de los mismos en base a elevados criterios de calidad”. 

Junto a SEMG y Semfyc, la sociedad científica ha puesto en marcha un estudio para determinar el grado de autogestión de los centros de salud de Primaria. La primera fase, que buscaba rastrear si existe o no esa autogestión, ya está cerrada. En la siguente se buscará conocer qué tipo de autogestión se está realizando actualmente.

Como guinda, Semergen termina su carta con el deseo del “uso generalizado de las nuevas tecnologías”.