Guía de primera consulta con inmigrante: "Mensaje corto, claro y sencillo"

Con una sala en la que casi el 60% de sus pacientes son extranjeros, Teresa Benedicto valora la "buena comunicación"

Teresa Benedito Pérez de Inestrosa, facultativo de la localidad El Ejido (Almería) junto al presidente de la SEMG, Antonio Fernández Pro.
Guía de primera consulta con inmigrante: "Mensaje corto, claro y sencillo"
dom 19 mayo 2019. 16.00H
“Duele espalda. Toma pastilla”. Con este mensaje, “claro, corto y conciso” trata Teresa Benedito Pérez de Inestrosa, facultativo de la localidad El Ejido (Almería) a las casi 106 nacionalidades que llegan día a día a su consulta de Atención Primaria. La médico, que ha acudido al XXVI Congreso Nacional de Medicina General y de Familia celebrado en Santiago de Compostela, ha dado unas claves a sus compañeros de profesión en lo que ella misma ha catalogado como “primera consulta” con inmigrante.

“El 60 por ciento de mis pacientes son inmigrantes. Tengo un trocito de África allí”, ha introducido Benedicto asegurando que uno de los principales problemas que tiene a la hora de la atención es el idioma por lo que suelen solicitar al paciente que acuda con un familiar que sí hable español. “Como en nuestra consulta tenemos muchas personas de diferentes nacionalidades -ha recordado- solemos solicitarles que salgan a la sala de espera a buscar alguien para tener un nexo de comunicación”.

En este sentido, Benedicto ha asegurado que prefiere que no sean niños los que hagan de interlocutores puesto que, aunque aprenden antes el idioma al ir al colegio, prefieren no tratar determinados temas “de salud sexual o planificación familiar” con menores. La médico de AP ha resaltado la importancia de la comunicación puesto que “necesitamos una comunicación directa y hacernos entender”.

Teresa Benedicto y Antonio Fernández-Pro.


Uno de los aspectos que la facultativa ve más importante es “comprender al paciente”. En fechas como estas, donde muchos están celebrando el Ramadán, Teresa Benedicto ha recordado como -tirando de investigación del Corán- hace a sus pacientes comprender que, como enfermos (pacientes diabéticos, embarazadas…), se pueden “saltar” las restricciones. “Tenemos que adaptarnos a las horas a las que pueden tomar la medicación porque sino no tomarán ese tratamiento”, ha apuntado.


Menos urgencias y más AP


En esta primera consulta, la médico de AP señala cuatro fases primordiales: hacer una historia clínica, una exploración, pedir una analítica “de perfil inmigrante” y hacer que vuelva a la consulta “porque somos los médicos de Primaria los que podemos tener una visión longitudinal de la vida del paciente”.

Y es en ese cuarto punto, que vuelva a la consulta de AP y no lo haga en Urgencias, el que más cuesta al facultativo. Para Teresa Benedicto la utilización continuada de Urgencias por parte el inmigrante es algo que se tiene que “redireccionar”. “Entendemos que ellos van a Urgencias por no perder un día de trabajo, que es un día que no cobran, pero hay que hacerles comprender que es mejor que vengan a su centro de salud”, ha finalizado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.