Los facultativos se alegran del aumento de vacantes y ligan su éxito a un abordaje integral que haga atractiva a Familia

Familia teme que se duplique su catástrofe en el MIR por mala planificación
José Polo García y Pilar Rodríguez Ledo.


14 sep 2022. 10.20H
SE LEE EN 4 minutos
La convocatoria MIR 2023 contará con 119 plazas más para la especialidad médica de Medicina de Familia, sin embargo, este aumento del 5 por ciento respecto a la última convocatoria no soluciona el déficit de profesionales que vive, e irá a más, el primer nivel asistencial. Los facultativos han recibido con alegría este incremento de plazas, pero es una emoción contenida porque auguran que habrá de nuevo plazas desiertas si no se mejora de forma conjunta las condiciones laborales en Atención Primaria.

Cabe recordar que desde la convocatoria 2014-2015, el mayor incremento en números absolutos corresponde a Medicina de Familia. Esta especialidad médica, la más perjudicada en la última convocatoria MIR tras haber cerrado el proceso con 93 plazas desiertas, ha sumado 801 puestos más en los últimos ocho años.

"El número de plazas desiertas puede aumentar porque crezca la oferta, pero no la demanda. El porcentaje de abandono puede ser el doble. Esperamos que no ocurra porque entonces no va a haber suficiente relevo generacional", lamenta José Polo García, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). 

Unas plazas desiertas que, según la vicepresidenta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Pilar Rodríguez Ledo, "van a estar ahí" mientras las condiciones laborales no cambien: "Alguna medida aislada puede tener beneficios puntuales un año, pero son beneficios etéreos. Hay que hacer una mejora global porque, además, ahora mismo cualquier medida aislada no resulta creíble". 

Un abordaje integral para evitar plazas desiertas


Más allá del posible desierto de vacantes si no se toman medidas, los facultativos tachan de primordial el aumento de la oferta. "Es necesario que aumenten las plazas porque se necesita un mayor número de residentes, pero también es necesario hacer un abordaje integral para que las plazas que se incrementen se cubran. Para ello es importante una elección justa que lo asegure y una mejora de las condiciones en el desempeño de la actividad para que la gente quiera hacer Medicina de Familia", explica Ledo. 

Una valoración que comparte el presidente de Semergen: “Ya el año pasado hubo un aumento y esto es positivo, sin embargo, el problema es que quedaron descubiertas y hay que analizar las causas y averiguar cómo incentivar que se cubran. Venimos repitiendo desde hace años que una de las cuestiones pendientes es mejorar las condiciones de la Atención Primaria y que el médico conozca durante su formación pregrado el primer nivel asistencial. Si ya quedaron este año plazas vacías, por mucho que aumentemos más no se van a llenar el próximo”.

Bajar la nota de corte y no realizar más parches 


Para Ledo, el problema está tan inveterado y en una situación tan límite que llega a advertir que sin un abordaje completo los centros de salud cada vez funcionaran menos. “Corremos el riesgo de que se queden plazas desiertas de nuevo y si inicialmente no es así que a lo largo del año se renuncie a ellas. Si las personas se incorporan sin estar muy convencidas y ven un entorno de trabajo que no quieren tener para lo largo de su vida, acaban renunciado a la plaza. La solución pasa por hacer un enfoque integral de toda Primaria. Esto no admite más parches”, señala la facultativa.

Por su parte, el presidente de Semergen considera que, además de abordar una mejora de las condiciones laborales, deben mejorarse varios procesos en la elección MIR. “Una de las soluciones pasa por no imponer una nota mínima, ya que el MIR es un sistema con nota de corte y esta puede bajar para que no se quede gente fuera. No se trata de dar plazas con un suspenso. Se puede bajar y no ofrecerle las plazas vacantes a los extracomunitarios que después del periodo de formación se van”, reivindica Polo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.