17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Familia, en contra de la ampliación de los diagnósticos en hipertensión

Se muestra en desacuerdo con la bajada del umbral diagnóstico de la nueva guía americana de AHA/ACC

El posicionamiento de Semfyc aplaude, no obstante, que se promocionen las medidas no farmacológicas en prevención primaria.
Familia, en contra de la ampliación de los diagnósticos en hipertensión
vie 16 marzo 2018. 13.50H
Redacción
La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) ha lanzado un posicionamiento respecto de la guía del Grupo de trabajo del Colegio Americano y de la Asociación Americana del Corazón (AHA/ACC), en el que se declaran en contra de ampliar las cifras diagnósticas de hipertensión.

La nueva guía de los cardiólogos estadounidenses, publicada en 2017, ha venido revestida de polémica ya que desciende el umbral diagnóstico de la hipertensión de 140/90 mmHg a 130/80 mmHg, recomendando iniciar el tratamiento en estas cifras.


"No existen evidencias que justifiquen un cambio en las cifras diagnósticas", según Semfyc


Esta variación “conlleva aumentar en un porcentaje considerable el número de pacientes hipertensos, con el consiguiente aumento de tratamientos farmacológicos”. Así, el número de personas consideradas hipertensas en España pasarían de 12 a 17 millones.

La Semfyc considera, “en concordancia con otras sociedades científicas” (SEH-Lelha, en España, y AAFP –Asociación Estadounidense de Médicos de Familia– en el ámbito internacional), que “no existen evidencias que justifiquen un cambio en las cifras diagnósticas” de la hipertensión arterial.

“Estimamos que esta definición nueva no se basa en ningún ensayo clínico específicamente diseñado para definir el umbral de cifras de presión arterial a partir del cual la relación beneficio/riesgo tanto de etiquetar a un paciente como enfermo como de iniciar tratamiento (farmacológico y no farmacológico) sea superior a la decisión de abstención farmacológica”.

Tomas de presión arterial fuera de consulta

Además, “no existe evidencia suficiente para establecer objetivos terapéuticos de 130/80 mm Hg en ningún tipo de paciente, incluidos los de alto riesgo vascular, diabéticos o con enfermedad vascular presente”, consideran los autores del posicionamiento.

No obstante, la Semfyc cree acertada la decisión de realizar un diagnóstico de la hipertensión fundamentado en tomas de presión arterial fuera de consulta, “preferentemente con MAPA [monitorización ambulatoria de 24 horas] o, si no hay disponibilidad, con AMPA [automedida de la presión arterial] protocolizado”.

Además, coincide con las indicaciones de la AHA para apoyar, “como medida principal en prevención primaria para la tensión arterial alta”, las medidas no farmacológicas, “que frecuentemente parecen olvidadas”.

Acceda aquí al posicionamiento de Semfyc
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.