14 dic 2018 | Actualizado: 17:40

El médico de Familia, pieza clave en la detección de la depresión

Desde Semergen destacan la situación privilegiada que tienen desde sus consultas para establecer un diagnóstico correcto

Vicente Gasull, Coordinador del Grupo de Trabajo de Salud Mental de Semergen.
El médico de Familia, pieza clave en la detección de la depresión
vie 07 abril 2017. 13.20H
Redacción
La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) destaca el papel fundamental que tiene el médico de Familia en la detección y tratamiento de la depresión debido a que entre el 9 y el 20 por ciento de las consultas están relacionadas con problemas de salud mental o síntomas depresivos. “Los profesionales de Atención Primaria se encuentran en una situación privilegiada para detectar cambios significativos en los comportamientos del paciente, lo que permite establecer y profundizar en su diagnóstico”, declara Vicente Gasull, coordinador del Grupo de Trabajo de Salud Mental de Semergen.

“La depresión es una entidad infradiagnosticada, lo que conlleva que no se comunique a tiempo o que ya esté en un estado tan evolucionado que dificulta su tratamiento”, añade Gasull sobre las complicaciones de un verdadero diagnóstico debido que muchos pacientes acudan por síntomas somáticos, como dolor intestinal, que no relacionan con la enfermedad mental.

Desde Semergen recomiendan también precaución con lo que se dice al paciente, ya que muchas veces se dan consejos que pueden generar sentimientos de culpa y que el afectado se sienta más infravalorado. Inciden además en la importancia que tiene la familia sobre estos pacientes, que deben conocer la situación y transmitirle apoyo y confianza.

Según la OMS, una de las razones por las que los pacientes con depresión no comunican su estado es debido al estigma social que persiste sobre esta enfermedad. A día de hoy, la depresión se sigue considerando como una debilidad del carácter y los pacientes tienen miedo de que se les etiquete como enfermos mentales.

Dos preguntas clave

Cuando los pacientes presentan síntomas que no se ajustan a los efectos directos de la enfermedad por la que acuden a la consulta, los médicos de Atención Primaria realizan dos preguntas para el cribado de la depresión (basadas en la Entrevista Neuropsiquiátrica Internacional MINI): “En el transcurso de las dos últimas semanas, ¿se ha sentido particularmente triste, decaído/a, la mayor parte del tiempo, a lo largo del día y esto casi todos los días?”; “en el transcurso de las dos últimas semanas, ¿ha tenido, casi todo el tiempo, sentimiento de no tener ganas de nada, de haber perdido el interés o el placer en cosas que habitualmente le agradaban?”.

Este pequeño test explora los dos síntomas principales de la depresión: tristeza y falta de energía, y una respuesta afirmativa a cualquiera de ellas pone en situación de alerta al profesional sanitario sobre la depresión y un posible riesgo de suicidio. Por ello, posteriormente se realiza una entrevista clínica estructurada y adecuada que permite hacer un correcto diagnóstico.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.