La SEMG analiza las novedades de las guías de prevención de la Sociedad Europea de Cardiología

El estrés y la contaminación ambiental generan mayor riesgo cardiovascular
María José Peña, miembro del Grupo Cardiovascular de la SEMG.


30 sep 2021. 13.10H
SE LEE EN 3 minutos
El estrés psicosocial y la contaminación ambiental se asocian con mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, según señalan las nuevas 'Guías de prevención cardiovascular' de la Sociedad Europea de Cardiología, publicadas a finales de agosto coincidiendo con la edición anual de su último congreso. Las principales novedades de estas guías serán analizadas por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) dentro de su V Jornada Cardiovascular, que se celebra los días 1 y 2 de octubre conjuntamente con el VII Foro de Formación en Diabetes bajo el lema ‘Unidos en la Salud Cardiometabólica’.

Los expertos, a través de estas guías, también ponen de manifiesto la dificultad que tienen los enfermos con patología mental para poder realizar un correcto seguimiento de los factores de riesgo o las enfermedades cardiovasculares. Según María José Peña, ponente de las jornadas y miembro del Grupo Cardiovascular de la SEMG, esta apreciación “ayuda a desestigmatizar a estos enfermos que precisan más tiempo de visita y recursos, porque cada paciente es único y diferente”.

Los asistentes a la jornada de la SEMG conocerán que, tras la publicación de las nuevas 'Guías de prevención cardiovascular', el médico de Familia y demás especialistas disponen de una nueva herramienta para el manejo del paciente con mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Es lo que se conoce como Score2 o Score2op en el caso de los mayores de 70 años. 

Según explica Peña, esta herramienta divide a los individuos del continente europeo en cuatro grandes grupos en función de los países con más riesgo de tener enfermedades cardiovasculares que, junto con las características individuales de cada paciente, permite detectar en qué personas es más importante realizar cambios para poder disminuir el riesgo de padecer estas enfermedades.


Cambios para una vida más saludable


Dentro de estos cambios, el abandono del tabaco, la realización de ejercicio físico (aunque sea ligero para ganarle la batalla al sedentarismo), así como seguir una dieta mediterránea, son las mejores recomendaciones de salud en cuanto a los cambios en el estilo de vida. Las guías europeas también aportan recomendaciones en cuanto al tratamiento de los factores que pueden aumentar la probabilidad de tener estas enfermedades, es decir, los factores de riesgo cardiovascular, como son la hipertensión o el colesterol alto.

“Es en la Atención Primaria el lugar donde se realizan la mayoría de consultas sanitarias, por lo que este equipo sanitario del primer nivel asistencial es el que puede detectar el riesgo del paciente de forma más rápida, precoz y proponer los cambios”, según recuerda la experta de la SEMG. En este sentido, Peña recomienda que las decisiones “se realicen y consensuen de forma conjunta con el paciente, y que el tratamiento que se proponga se haga de forma individualizada (cada paciente es diferente) y de forma escalonada (un paso después de otro)”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.