Primaria alerta de los riesgos de esta vigilancia y vincula su éxito a una correcta definición de los objetivos

El "ahorro" en la red centinela covid abre paso al "ocultamiento" de casos
Francisco José Sáez Martínez y Rafael Manuel Micó.


31 ene 2022. 17.40H
SE LEE EN 9 minutos
El Ministerio de Sanidad ya apunta a que se ha doblegado la curva de la sexta ola del Covid-19 y la ministra del ramo, Carolina Darias, insiste en avanzar a otra fase de la pandemia y “pasar de la vigilancia de la emergencia a una vigilancia por objetivos”. De esta manera, se daría paso a detección de casos covid basada en una red centinela formada por hospitales y centros de salud que ahorraría costes a la Administración, pero que, según alertan desde Medicina de Familia, podría dar lugar a una ‘ocultación’ de casos.

En base a la experiencia vivida con la gripe, la red centinela covid se centraría en un número de hospitales elevado (todos los de nivel 1 más los que se decidan añadir) y se destinarían entre 100 y 150 médicos de Familia por cada tres millones de habitantes. Algo que, para Francisco José Sáez Martínez, responsable del Grupo de Gestión Clínica de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), sería “suficiente” desde el punto de vista científico y de salud pública, pero “insuficiente” desde la atención al paciente y a la hora de evitar la transmisión de la pandemia.

“Hasta ahora a todos los pacientes con sospecha de covid se les hacía el test. Con la gripalización del covid, si tienen tos o fiebre el médico de Familia que no pertenezca a la red centinela dirá que son positivos, le mandará paracetamol y le dará la baja, pero no le hará un test diagnóstico”, explica Sáez Martínez, quien asegura que así mejorarán los datos epidemiológicos porque no constarán todos los positivos.

Casos diagnosticados, pero fuera de las estadísticas covid


Sáez Martínez tiene claro que habrá casos covid que pasarán desapercibidos y quedarán más en el aspecto científico. "Por ejemplo, al analizar otra futura ola se conocerán un número de casos que supondrán una prevalencia de la enfermedad entre la población de un tanto por ciento. El problema es que esta suposición está sin afinar en cada persona y esto condiciona problemas, ya no se puede hablar de enfermedades profesionales o de la necesidad de intervención, solo será un caso clínico más”, detalla. 

Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Rafael Manuel Micó, considera que no tiene por qué haber una ocultación de casos salvo que no llegue el test diagnóstico al centro. “Quizás en la ciudad se puedan perder más casos, pero en lo rural normalmente te acabas enterando de todo porque hay más afinidad y la Medicina está más humanizada”, asegura.


"Habrá casos que pasarán desapercibidos y quedarán más en el aspecto científico"



El facultativo recuerda que actualmente hay unas enfermedades de declaración obligatoria (EDO) y cada médico lo tiene que declarar para que se detecten y vayan a la red independientemente de que haya una serie de profesionales que integran la red que están distribuidos. “Actualmente, es muy sencillo declararlo porque es electrónico, por eso no tiene por qué ocultarse. De hecho, todos los días insistimos en los centros que por lo menos se registren aunque no haya un test que lo certifique, y en la colaboración entre las unidades de Medicina y Enfermería para intentar que no se nos escapen. Lo que le pedimos a la Administración es que nos devuelvan los datos para poder hacer gestión clínica”, reivindica Manuel Micó.

Un ahorro de costes para el SNS y riesgo de mayor propagación


Para Sáez Martínez, “el tema fundamental” de la red centinela es el ahorro económico del gasto que está constando ahora la detección de casos. “El objetivo es quitar la realización de PCR y antígenos a toda la población y en aquellos que los médicos sospechan que es necesario hacerlos para averiguar cuál es la prevalencia de la enfermedad y detectar si es una endemia o algo anecdótico”, detalla el especialista. Además, Manuel Micó recuerda que en las redes centinela actuales no hay ningún coste extra más allá de los derivados de su propia organización, ya que la participación de los profesionales son de carácter voluntario.


"Cuando la extensión es tipo endemia o pandemia estas situaciones generan una mayor propagación de la enfermedad"



Sin embargo, este ahorro económico en los test masivos va ligado al inconveniente de individual de no saber si tienes la enfermedad y a la imposibilidad de hace un test de corte como se hace actualmente. “Si el médico no pertenece a esa red le pones un tratamiento en función de los síntomas que tiene y te enteras tiempo después de que ese paciente era positivo y se lo ha trasmitido a toda la familia porque no has hecho el procedimiento diagnóstico”, explica Sáez Martínez.

Para el especialista este es el principal problema, ya que cuando la extensión es tipo endemia o pandemia estas situaciones generan una mayor propagación de la enfermedad. “Esto nos lleva de nuevo al año 2020, cuando en función del cuadro clínico se aseguraba que un paciente tenía covid. Sin embargo, como no constó en ningún registro no se les ha reconocido que pasaron la infección y ahora cando buscan el pasaporte covid o van a vacunarse no consta. Hubo una cantidad de casos diagnosticados en Primaria que no se han reconocido y se corre el riego de que vuelva a ocurrir”, asegura el especialista.

La buena definición de los objetivos, clave del éxito de gripalizar el covid


Para sortear gran parte de las dificultades, el responsable del Grupo de Gestión Clínica de la SEMG, considera que la clave del éxito es la correcta definición de los objetivos de vigilancia. “Sanidad marca unos objetivos finales para la vigilancia y el diagnóstico va en función de ellos. Por ejemplo, mayores de 60 años con EPOC. Entonces el médico centinela le hace el test diagnóstico a quienes cumplan estas características y a quienes no lo cumplan no se les hace el test. Por lo tanto, la enfermedad queda disimulada y la incidencia es más baja”, asegura el facultativo.


"Los objetivos deben afectar a toda la población porque si no se corre el riesgo de que parezca que solo tienen covid los objetivos definidos por Sanidad"



En ese sentido Sáez Martínez pone de ejemplo lo ocurrido con la detección del sida para ilustrar la importancia de definir bien los objetivos de la vigilancia covid. “Este tipo de detección se planteó en su día con el VIH. Se definió en homosexuales y drogodependientes, pero no se hizo en heterosexuales ni en personas con otro tipo de tratamiento o contactos. Cuando se valoraron los datos de España con el resto de los países eran distintos porque solo se centró en una parte de la población. Posteriormente, se cambió la orientación y a cualquier paciente con síntomas de riesgo se le hace el test. Esto supuso un coste más alto, pero pudo ser asumible por el SNS”, detalla el especialista.

¿Cómo deben ser los objetivos de la red centinela covid?


En la situación actual, los facultativos consideran que el primer objetivo más claro sería la detección en personas de alto riesgo, entendiendo estas como los mayores de 65 años, personas con determinadas patologías de riesgo y no vacunados. Y posteriormente deberían estipularse en función de criterios de edad. “Esto debe definirse bien y que afecte a toda la población porque si no se corre el riesgo de que parezca que solo tienen la enfermedad los objetivos que definas y que al final la sensación sea que el covid solo es un problema para los mayores”, explica Sáez Martínez.

Otro de los aspectos clave es que los objetivos sean comunes en todo el territorio. “Actualmente, en las redes centinela falta más coordinación. Sanidad debe trabajar en unos objetivos comunes claros”, reivindica Micó, quien recuerda al Ministerio que se acuerde de Familia y les ayude con ese dinero procedente de Europa que no saben qué hacer con él. “Es básico que Atención Primaria esté coordinando la red porque la gestión de la salud tiene una visión holística y la tiene el primer nivel asistencial”, reivindica el facultativo.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.