Covid: cada comunidad tendrá su propio modelo de vacunación en residencias

Facultativos de Primaria temen que haya desigualdades en la implementación de la estrategia de inmunización

Esther Redondo.
Covid: cada comunidad tendrá su propio modelo de vacunación en residencias
jue 26 noviembre 2020. 18.40H
Este martes, el ‘misterio’ en torno a la estrategia de vacunación del Covid-19 establecida por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se reveló pero, al mismo tiempo, comenzaron a surgir dudas sobre aspectos concretos de la misma.

Aunque el ministro, Salvador Illa, ha dejado claro que no se trata de algo inamovible sino que es un documento dinámico, las comunidades autónomas tendrán un gran protagonismo desde el principio, pues en su implantación tendrán que tomar decisiones que impactarán profundamente en la asistencia sanitaria desde un principio.

DIRECTO | Siga aquí toda la actualidad sobre el coronavirus

Solamente tomando los grupos prioritarios para la vacunación, aquellos que están más definidos, se deja un amplio papel a la iniciativa autonómica, pues el panorama de las residencias en España es muy diverso y los centros de salud tendrán que volcarse en su organización.

La vacunación en residencias depende de cada comunidad, no del ministerio”, explica a Redacción Médica Esther Redondo, médica de Familia y representante de Semergen (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria) en la reunión que tuvo Sanidad con las sociedades científicas para recibir asesoramiento sobre la vacuna.

“Cada comunidad dependerá de cómo organice sus recursos, cómo tenga los centros sociosanitarios: puede que tengan dotación propia de personal médico y de Enfermería y la puedan llevar a cabo, o a lo mejor tiene un centro de salud de referencia… Cada autonomía definirá su estrategia en cada área sanitaria”.


Cuáles son los sanitarios prioritarios para la vacuna del Covid


Redondo señala que no se ha profundizado en muchos aspectos de la estrategia que advirtieron de ser poco concretos en la reunión, como en la definición de personal en primera línea del Covid-19: está más o menos claro que los primeros serán los profesionales médicos y enfermeros de servicios como Interna, Cuidados Intensivos, Neumología y la Primaria. Pero, ¿y el resto de personal sanitario y no sanitario?

“Un médico gestor puede tener menos exposición que un celador en la planta de Neumología”, advierte, recordando a su vez que los técnicos de transporte sanitario también son personal expuesto.


"Si tienes que gastar las dosis en un tiempo limitado, con la dotación de personal que hay ahora lo veo complicado"


Una preocupación más: aunque la experiencia de la gripe les sirve para plantear campañas masivas de vacunación, la forma en que llegarán los primeros lotes, que posiblemente serán los de la vacuna de Pfizer (“maletas de 32 kilogramos con más de 800 dosis), obliga a una gestión de los recursos muy intensa en un tiempo muy limitado, con un gran número de citas para vacunar del coronavirus concentradas en unos pocos días.

“Si tienes que gastar las dosis en un periodo de tiempo limitado, con la dotación de personal que hay ahora yo lo veo muy complicado”, advierte. “No quiero decir imposible pero, o contratan personal, o yo no lo veo”.

Esto se debe al hecho de que en los centros de salud no hay congeladores que permitan mantener la vacuna a la temperatura adecuada (unos -70 grados centígrados). Redondo apunta varias posibilidades para extender el almacenamiento, como el uso de hielo seco, pero requerirían un mínimo de formación entre el personal.

No obstante, estos problemas se irán subsanando cuando lleguen las otras vacunas, menos exigentes en cuanto a conservación, y se extienda la población a inmunizar.


Registro único de vacunas del Covid-19


Redondo apunta una última consideración autonómica en la estrategia: el registro único de vacunación. “En la reunión que tuvimos en el ministerio se habló de la dificultad de tener 17 registros diferentes, que no se puedan unificar fácilmente, y se habló de la necesidad de un registro único”.

Los datos mínimos a figurar en el registro –basándonos en los registros vacunales actuales– serán nombre, apellidos, fecha de nacimiento, número de DNI, fecha de la administración de la vacuna, preparado, lote y laboratorio. Las reacciones adversas “constarían por otro registro, el sistema de notificaciones adversas a medicamentos”.

La especialista valora la estrategia planteada desde el ministerio pero se muestra cauta, y es que hay muchos elementos por definir. Son estos los que garantizarán el éxito de la vacunación contra el coronavirus en España.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.