Salvador Casado y Rafael Micó proponen soluciones ante esta situación que tanto critican los profesionales sanitarios

Autocuidado, compromiso y demoras: el cocktail de la citas médicas fantasma
Salvador Casado, médico de Familia, y Rafael Manuel Micó, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).


10 jul 2022. 11.55H
SE LEE EN 4 minutos
"Hoy me han faltado dos pacientes nuevos y cinco revisiones, si no vais a acudir a la consulta, cancelad la cita por solidaridad con los demás". Así ha plasmado su queja un médico de Primaria tras la situación vivida por la renuncia, sin previo aviso, de las citas médicas por parte de pacientes. Un escenario cada vez más frecuente para los profesionales sanitarios, que deciden utilizar las redes sociales como altavoz para denunciar estas actitudes y que plantean la siguiente cuestión: ¿es necesario regular las citas en Atención Primaria?

Salvador Casado, médico de Familia, admite que aunque es necesario, “realizar una normativa donde se establezcan sanciones o represalias a los pacientes por no presentarse a la cita, no sería lo adecuado”. "No serviría de nada", confiesa Casado a Redacción Médica. De hecho, sobre esta problemática, cada vez más común en las consultas médicas, Casado apuesta por "fomentar los recordatorios vía SMS el día anterior a la cita o incluso crear un Bolt en el que el paciente pudiese preguntar su motivo de consulta antes de acudir al centro de salud". 

Además, el facultativo considera clave para terminar con la ausencia de los pacientes a su cita médica y cuya consecuencia es una mayor demora para acudir a consulta de Atención Primaria, la educación sanitaria. "Es importante incentivar campañas de concienciación ciudadana para enseñar a la población cuándo, cómo y por qué relacionarse con los servicios sanitarios", explica.

Sobre la educación sanitaria y cómo puede introducirse en nuestro día a día, Casado afirma que es una "cuestión compleja". "La educación sanitaria debería depender a nivel institucional del sistema educativo, pero también del propio sistema sanitario", admite el facultativo, que confiesa que "cada vez la capacidad de autocuidado del paciente disminuye más". Hecho derivado de que "cada vez hay más presión asistencial por parte de ciudadanos cuya consulta podría ser fácilmente susceptibles de un autocuidado". 


Salvador Casado: "Hay que incentivar
campañas de concienciación ciudadana
para enseñar cuándo, cómo y por qué
relacionarse con los servicios sanitarios" 



"Sería muy efectivo valorar un apunte presupuestario para crear aplicaciones de móviles, campañas publicitarias, además de otras herramientas, que ayudasen a la ciudadanía a manejar sus problemas leves de salud", insiste el facultativo. 

Una opinión que comparte Rafael Micó, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), que afirma que aunque "hay que regular las citas en Primaria, en ningún caso se deben utilizar represalias al paciente para ello". "Hay que llegar a un punto común entre las asociaciones y la educación sanitaria para terminar con esta práctica", explica el facultativo, añadiendo que hay que "formar al paciente en el compromiso". "Hay que trabajar la comunicación entre pacientes y profesionales", señala. 

Además, Micó asegura que las "cosas van vinculadas". "Hay que generar la cultura de cuidar lo que se tiene, especialmente si hablamos de nuestra sanidad", afirma, señalando que se tiene instaurado el concepto de "inmediatez" en la Atención Primaria y que por esa razón "las demoras en las citas para consultas médica se traducen muchas veces en que los pacientes no se presenten". 


Rafael Micó: "Pasar consulta es
la punta del iceberg de un médico
de Familia, lo que hay debajo
no se conoce tanto" 



Para mejorar esta situación, el facultativo pide potenciar la educación sanitaria desde la escuela, además de fomentar las apps digitales entre los más jóvenes para recordar y cancelar fácilmente la cita, pero sin olvidarse de los mayores. "Con ellos existe una gran brecha digital que hay que mejorarla, y en eso, los medios de comunicación pueden ayudar mucho". 

Por último, Micó admite que otro de los puntos claves es la "trasparencia". "Frente a las quejas en las demoras de las citas, se debería enseñar a los pacientes el trabajo real de un médico de Familia, que no solo es pasar consulta". "La consulta es la punta del iceberg, pero lo que hay debajo no se conoce tanto", confiesa. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.