25 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Conocimiento > Ingeniería

El nuevo Hospital de Salamanca: reto de 15 años para el ingeniero sanitario

El futuro centro asistencial salmantino está pensado para albergar cerca de 800 camas

Cristina Granados, Álvaro Guijarro y Carlos María Sobrini.
El nuevo Hospital de Salamanca: reto de 15 años para el ingeniero sanitario
Cristina Alcalá / Àlex Lázaro
Joana Huertas
Sábado, 09 de junio de 2018, a las 20:00
Construir un nuevo hospital desde cero es el gran reto para cualquier ingeniero sanitario. Dar operatividad y funcionalidad a las nuevas instalaciones, conjugándolas con las más modernas tecnologías y sin olvidar la eficiencia en los procesos asistenciales y la comodidad de los pacientes no es tarea fácil. Así lo han puesto de manifiesto Cristina Granados, directora gerente del Complejo Asistencial de Salamanca, y Carlos María Sobrini, socio fundador de Berna10 Arquitectos, en la mesa de ‘Arquitectura sanitaria: el nuevo Hospital de Salamanca’, que ha abordado la evolución de unas obras que han durado más de 14 años.


La conferencia, moderada por Álvaro Guijarro, vocal de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), ha tenido lugar en el VI Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, un evento organizado por Sanitaria 2000, el grupo editor de Redacción Médica, con el auspicio de la AEIH, el patrocinio de Carburos Médica y la colaboración de Althea y GE Healthcare.

Granados y Sobrini explican algunos detalles del nuevo Hospital de Salamanca. 

El nuevo Hospital de Salamanca está pensado para albergar 793 camas de hospitalización (con posibilidad de llegar a 900), 70 camas de UCI, 25 quirófanos y 12 salas del Bloque de Obstetricia, entre otros aspectos relevantes. Todo ello con un presupuesto total de más de 200 millones de euros. Asimismo, está pensado para tener dos tipos de circulaciones: las verticales (de uso interno y externo) y las horizontales (también internas y externas).

“Lo más complicado en el nuevo centro salmantino ha sido diseñar todas las piezas y que encajen entre sí, algo que nos ha llevado más de diez años”, asegura Sobrini, explicando que esta construcción empezó a proyectarse en el año 2004 hasta este año, cuando esperan ponerlo en marcha.

Aprendizaje continuo de otros centros sanitarios españoles

Por su parte, Cristina Granados ha desgranado el Plan Director del nuevo Hospital de Salamanca, un proyecto que, según ha comentado, ha nacido tras un aprendizaje continuo de las obras de otros centros sanitarios españoles (como el 12 de Octubre, La Paz, el Hospital de Vitoria, etc.).

“Para la elaboración del presente trabajo se partió del Plan Director ya existente de octubre de 2004 y las correspondientes actualizaciones del Sacyl” -ha explicado- “y el documento final fue supervisado y aprobado en 2006 por la Consejería de Sanidad”. Sin embargo, “la atención sanitaria y los factores que inciden sobre ella están en continuo cambio por lo que el Plan Funcional se revisó en el año 2012 y se aprobó en 2013”.

No fue hasta el año 2016 cuando los actuales responsables de los servicios clínicos y unidades han vuelto a revisar los planos, haciendo las propuestas necesarias para la definición nueva de los espacios, lo que dará lugar a la versión definitiva del Plan Funcional. 

Actualmente, la Gerencia del Complejo Asistencial de Salamanca trabaja en el correcto traslado de un hospital a otro y las oportunidades que acarrea este cambio (oportunidades organizativas, en la manera de trabajar o en la relación con los pacientes y los profesionales).

Aspecto de la sala durante la mesa de Arquitectura Sanitaria: el nuevo hospital de Salamanca.

Aspecto de la sala durante la mesa de Arquitectura Sanitaria: el nuevo hospital de Salamanca.