El Encuentro de Ingeniería Hospitalaria aborda cómo la industria tecnológica se enfrenta a su mayor crisis sanitaria

Covid: 'soberanía nacional' en tecnología sanitaria ante futuras pandemias
Carlos Ibares, Javier Godoy, Paloma Arriola, Galo Gutiérrez y Cristina Alcalá.


21 dic 2020. 19.00H
SE LEE EN 6 minutos
POR SONIA NAVARRO
'La industria tecnológica sanitaria ante futuras pandemia' es el título del nuevo debate organizado en la sede de Redacción Médica, que cuenta con el patrocinio de Carburos Metálicos y se encuadra dentro del VIII Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria. Auspiciado por la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria, el encuentro ha abordado la preparación de la industria tecnológica española ante posibles pandemias que puedan desarrollarse en el futuro y el exito de la colaboración público-privada en esta crisis del Covid-19.



Galo Gutiérrez Monzonís, director General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,  ha echado la vista atrás para hablar sobre la ruptura que vivió el mercado en la primera ola del coronavirus. “Hubo problemas de suministro y hubo que hacer un esfuerzo enorme. Muchas empresas asumieron el reto de aportar los productos tecnológicos que más se necesitaban en el momento”, explicaba Galo Gutiérrez, y reiteraba “la base tecnológica e industrial se tiene pero hay una serie de carencias sobre las que hay que trabajar”.


La importancia de la colaboración entre administraciones y empresas


Paloma Arriola, Javier Godoy, Galo Gutiérrez y Carlos Ibares han participado en el VIII Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.

El director de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa ha hablado sobre la importancia de mantener la producción en España, uno de los aprendizajes que ha dejado la pandemia de Covid-19: “Una de las cosas que hemos aprendido es ir a una soberanía industrial. Tiene que haber fabricación española para poder aprender de hipotéticas necesidades”.

En este mismo sentido, Carlos Ibares, director de Cardiva, apuntaba a esa disponibilidad de las empresas españolas para adaptarse a la fabricación de productos necesarios durante esta pandemia: “Ha habido varias compañías en España que han decidido invertir productos como las mascarillas. Estamos viendo que la disponibilidad es absoluta. Existe la posibilidad de satisfacer la demanda española con productores españoles y de otras nacionales. Las máquinas están ahí. En caso de una nueva crisis creo que será fácil ponerlas en marchar”.

Además, Carlos ha señalado que se deben buscar fórmulas para no depender exclusivamente de otros mercados donde los precios son más bajos, algo que “tiene mucha relevancia en condiciones normales pero que pierde valor en condiciones extraordinarias”, y añadía que “si tenemos empresas españolas estamos pagando los impuestos en España”.

Una industria flexible y capacitada para situaciones de crisis


El precio y la necesidad de devolver al mercado español la producción de productos sanitarios ha sido una de las principales defensas de  Javier Godoy Pallarés, director de Carburos Médica. Godoy ha llamado la atención sobre el sistema de contratación del estado y la importancia que se le da al precio final, algo que, según su opinión debería cambiar para repatriar “muchos negocios que se han ido a China o a India. Hemos exportado, ahora hay que repatriar, tenemos que hacer ese esfuerzo para que trabajen aquí,  generen empleo y riqueza. Tenemos que pagarlo”.

Por su parte, Paloma Arriola Bolado,  jefa de Área de Innovación de la Dirección General del Proceso Integrado de Salud del Servicio Madrileño de Salud, ha reflexionado sobre la posibilidad de futuras pandemias porque “no tienen por qué exigir lo que ha exigido la de ahora. Tenemos que estar preparados para lo que venga, que no tienen que ser batas o respiradores. La industria tiene que ser flexible y estar capacitada para responder. Yo creo que la posibilidad que tiene Europa de competir con China es en la innovación, el hecho de aportar innovación, porque adaptarse no es solo producir a coste competitivo”.

En referencia a experiencia con la pandemia, Arriola ha mantenido que la primera la fue “un choque de impotencia porque no había manera de estructurar aquello. Yo desde donde estaba veo que hicimos todo lo que pudimos pero no dimos la talla”.  

Un momento del debate 'La industria tecnológica sanitaria ante futuras pandemias' del VIII Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.


Soberanía industrial española


Una conclusión que no ha compartido Carlos Ibares para el que en esta pandemia “sí que hicimos todo lo que pudimos”, y que ha recalcado la importancia de la colaboración público-privada: “Debemos potenciar esa colaboración pública y privada para que podamos trabajar en esa línea. El conocimiento existe, tenemos mucho conocimiento, ahora es cuando debemos trabajar, no estábamos preparados pero ahora tenemos la oportunidad de prepararnos”.

Y también en esta línea de la colaboración entre administración y empresa privada, Galo Gutiérrez ha mantenido que  esta “es fundamental y debemos definir unos criterios para que no solo sea el precio el que marque el mercado. De esa manera podemos contribuir a la necesidad de contar con una soberanía industrial que nos permita estar preparados ante futuras crisis, que nunca serán iguales, pero serán parecidas”.

Por su último, Javier Godoy ha señalado que “debemos aprender de las lecciones aprendidas, estar preparados no para una pandemia porque es imposible pero sí ayudar para que las empresas españolas tengan capacidad. Tecnología hay, excelencia de sobra, lo único que tenemos es que apoyarlas. Quizá con un poquito de esfuerzo estaríamos preparados para soportar cualquier cosa”.

Este debate, al igual que los anteriores celebrados en el VIII Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, ha sido telemático debido a las restricciones provocadas por el coronavirus Covid-19 en España. A diferencia de otros años, éste ha contado con asistentes virtuales, que han podido expresar su opiniones y lanzar sus preguntas a los ponentes. Como ha sido el caso de Javier Negredo, quien ha coincidido con el argumento de Javier Godoy. En este sentido, Negredo ha expresado que, como técnico, no comparte la valoración de los criterios técnicos en muchos casos, especialmente cuando tienen un peso del 30 por ciento frente a la valoración económica del 70 por ciento. En su opinión aportada a través de las redes sociales, considera que, como técnico, debe tener mayor peso específico en los concursos, frente a los criterios de costes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.