26 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 17:20
Conocimiento > Ingeniería

"La impresión 3D da solución a los retos que plantea la Medicina"

Entrevista a Gorka Gómez, ingeniero del Virgen del Rocío, donde se aplica esta herramienta virtual en cirugías

La tecnología 3D que se aplica en el Virgen del Rocío de Sevilla.
"La impresión 3D da solución a los retos que plantea la Medicina"
Lunes, 10 de abril de 2017, a las 11:10
Si de algo puede presumir el Hospital Universitario Virgen del Rocío, en Sevilla, es de ser de los pocos centros sanitarios en España que integra la tecnología 3D en sus áreas asistenciales. Tanto es así, que en la actualidad, este hospital andaluz ha atendido ya a más de 1.700 pacientes con esta herramienta virtual, de los cuales, 400 han empezado los impresos 3D para facilitar el trabajo a los cirujano, tal y como cuenta Gorka Gómez Ciriza, ingeniero del Grupo de Innovación Tecnológica, a Redacción Médica.

¿Cómo funciona el sistema de impresión 3D que usáis en el hospital?

Las impresoras que tenemos actualmente funcionan con una tecnología que se llama fusión de filamento fundido FFF (FDM son sus siglas en inglés). Básicamente trabajan depositando capas de material plástico fundido que son dibujadas con un cabezal que tiene una precisión de 0,4 milímetros y la impresión 3D consiste en la superposición de estas capas de forma que acabamos teniendo la pieza deseada.

Nosotros utilizamos la impresión 3D en el hospital para dar soporte en la planificación de algunas cirugías complejas en diferentes especialidades clínicas. Para ello, diseñamos y fabricamos modelos personalizados que sirven a los cirujanos para planificar mejor el abordaje o los problemas que se pueden encontrar cuando están en el quirófano.

¿Qué aplicaciones médicas tienen? ¿En qué especialidades utilizáis esta herramienta?

Las aplicaciones médicas son enormes, en cualquier patología en la que se utilice la imagen médica (TAC, resonancia magnética, etc.) es posible encontrar aplicaciones para la impresión 3D. Los ingenieros buscamos soluciones para las ideas y los retos que nos planteen los médicos y la impresión 3D es una buena herramienta para resolver algunos de ellos.

Hemos trabajado con muchas especialidades del hospital, fundamentalmente quirúrgicas, pero como comentaba antes las clínicas que emplean imagen médica también son potenciales usuarios de la tecnología. Por ejemplo hemos hecho casos para Cirugía Plástica, Cirugía Maxilofacial, Traumatología, Neurocirugía, Cirugía Oncológica, Cirugía Cardiaca, Cardiología, etc.

¿Qué beneficios aporta para el paciente? En datos, ¿de qué manera ha mejorado su calidad de vida?

Una mejor planificación en cirugías complejas ayuda a los cirujanos a optimizar los procedimientos, reduciendo los tiempos quirúrgicos y obteniendo mejores resultados. Además, los modelos permiten a los pacientes y a los familiares entender mejor la patología que tienen y la intervención a la que van a ser sometidos, por lo que en consentimiento informado que firman tiene todavía más valor y son conscientes de los riesgos y la dificultad de las operaciones.

No es fácil medir la reducción de tiempo quirúrgico porque cada caso es único y normalmente se trata de patologías de alta complejidad con lo que el número de casos de cada una de ellas no es elevado. Tenemos un trabajo de investigación en el área de la Cardiología Pediátrica en el que estamos midiendo estos resultados y de momento los datos son muy reveladores, es más, vemos que concretamente en este tipo de cirugías, la planificación que hacen los cirujanos antes y después de ver el modelo cambia, con lo que demostramos que tienen un impacto significativo.

De todas formas, creo que un ejemplo sencillo y fácil de entender es cuando arreglamos alguna pequeña avería en casa (mando de la televisión, grifo que gotea, etc.) A todos nos resulta complicado encontrar y resolver el problema la primera vez, pero la segunda y las siguientes vamos a tiro hecho, ya sabemos qué tenemos que hacer y cómo hacerlo. En la cirugía ocurre igual, nuestros médicos ya saben lo que se van a encontrar y saben la mejor manera de resolver el problema, de forma que una cirugía de alta complejidad e incertidumbre se puede realizar con un poco más de confianza y certidumbre.

¿Necesitan los médicos una formación especial para utilizar este dispositivo? ¿Están preparados para usarlo?

En general no, la mayoría de las impresiones 3D que hacemos representan huesos, piel, músculo y otros tejidos. Normalmente los hacemos a escala real y con materiales que se asemejan a los tejidos que representan con lo que los médicos están acostumbrados a usar estos modelos.

En algunos casos hemos diseñado y fabricado algunos dispositivos algo más complejos o simuladores para entrenar algunas patologías concretas, pero en general con una breve explicación de cómo hay que utilizarlos no hace falta más formación.

¿Vuestro hospital es pionero en la utilización de esta tecnología?

En España hay pocos hospitales que tengan integrada esta tecnología dentro de su práctica clínica normal, que conozcamos nosotros quizás el Hospital Gregorio Marañón sea el que más casos tenga, pero creo que no hay ninguno que tenga un número de casos y de especialidades tan elevado como nosotros.

A día de hoy hemos atendido 1.720 casos de pacientes en los que hemos empleado modelos 3D virtuales y, en más de 400 de ellos, hemos utilizado modelos impresos en 3D para facilitar el trabajo de los cirujanos.

Me gustaría destacar el área de la Cardiología donde sí que somos pioneros en España y en el resto del mundo, actualmente tenemos un proyecto de investigación activo del Instituto de Salud Carlos III para fabricar modelos para la planificación quirúrgica de niños con cardiopatías congénitas severas y estamos fabricando corazones para hospitales de España, Europa y del resto del mundo. Para nosotros es un orgullo que nuestro trabajo sea útil para pacientes de lugares tan remotos.

¿Cómo se financian estos dispositivos 3D?

La financiación de esta tecnología proviene de diferentes fuentes, el Hospital Universitario Virgen del Rocío colabora con el proyecto, también tenemos financiación que hemos conseguido mediante proyectos de financiación competitiva, tanto autonómicos como nacionales e incluso hemos hecho algunas colaboraciones con empresas privadas como con la empresa tecnológica española BQ que nos ha cedido una de sus impresoras.