23 abr 2019 | Actualizado: 12:00

Un informe apunta a denosumab, de Amgen: "Produce dependencia y cáncer"

La Fundació Institut Català de Farmacologia califica este fármaco para la osteoporosis de "droga de los huesos"

Fina Lladós, directora de Amgen para España y Portugal.
Un informe apunta a denosumab, de Amgen: "Produce dependencia y cáncer"
mar 09 abril 2019. 11.50H
La Fundació Institut Català de Farmacologia ha expuesto en un duro artículo científico los posibles efectos adversos de denosumab, un principio activo que comercializa Amgen en dos medicamentos para la osteoporosis: Prolia y Xgeva. "Es una 'droga de los huesos', que produce dependencia y síndrome de abstinencia, además de cáncer. Hará bien si evita su prescripción", apunta la entidad en esta publicación. 

Según estos farmacólogos, han pasado casi 10 años desde que informaron sobre la eficacia y los efectos adversos del uso prolongado de bisfosfonatos. "En aquella ocasión concluimos que la eficacia de bisfosfonatos, teriparatida, raloxifeno y otros fármacos para prevenir fracturas es muy limitada, y que pueden ser causa de dolor generalizado, osteonecrosis mandibular, fracturas atípicas y fibrilación auricular", señalan. 

Efecto rebote



Los especialistas advierten de que la eficacia de este medicamento es muy limitada


Esta institución, asociada a la Universidad Autónoma de Barcelona y que colabora con el Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Va'll d'Hebron, advierte del efecto rebote que se produce tras hacer uso de este tipo de medicamentos: "El denosumab es un inhibidor potente de la resorción ósea, que comparte los efectos adversos de los bisfosfonatos. Tras suspender un tratamiento con denosumab, se produce un efecto rebote que se caracteriza por un aumento importante de la incidencia de fracturas vertebrales múltiples, acompañadas de aumento de los marcadores de recambio óseo y de una rápida reducción de la DMO".

"También se ha documentado un aumento de la incidencia de infecciones graves, patologías autoinmunes y cáncer en pacientes tratadas con denosumab, en varios estudios. Para las pacientes que han estado recibiendo o han recibido denosumab, se ha aconsejado no detener el tratamiento sin considerar un tratamiento alternativo, como un bisfosfonato potente (ácido zoledrónico, alendronato), con la intención de minimizar el efecto rebote. Sin embargo, la eficacia y la seguridad de esta medida no han sido demostradas", continúa el instituto. Los farmacólogos recomiendan, dados los riesgos asociados, que se lleve a cabo un seguimiento biológico y clínico estrecho y regular de pacientes que han recibido denosumab durante unos dos años.

La EMA no da la alerta



El ensayo clínico en el que se basó la EMA para no dar la alerta no contabilizaba los efectos adversos tardíos


La primera agencia de medicamentos en alertar sobre los efectos de este medicamento fue la suiza, en 2016, que hasta febrero de 2018 había recibido más de 110 notificaciones de fracturas vertebrales múltiples tras retirar el denosumab. En junio de 2018 alertó del riesgo tras interrumpir el tratamiento de desarrollar un tumor maligno primario. La FDA también alertó de sus efectos adversos en 2017.

Sin embargo, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) explicó que los resultados de los ensayos clínicos indicaban que la frecuencia de estos efectos era del 0,18 por ciento, motivo por el cual consideró que no se justificaba una alerta. No obstante, la Fundació Institut Català de Farmacologia explica que "generalmente en los ensayos clínicos no se contabilizan los efectos adversos tardíos ni los que aparecen tras suspender el tratamiento", por lo que "los escasos datos observacionales disponibles no descartan que la incidencia pueda ser más alta".

Por otra parte, advierte de que "los fármacos para la osteoporosis son a menudo mal tolerados; los bisfosfonatos pueden dar lugar a dolor generalizado, cuya causa pasa desapercibida y conduce a la prescripción de analgésicos, con frecuencia opiáceos, gabapentina o pregabalina y otros depresores del sistema nervioso central que incrementan el riesgo de caída. Hay que limitar mucho la prescripción de antirresortivos, e incluso evitarla". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.