Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Empresas > Industria

Un compuesto de BMS logra mejoría en esteatohepatitis no alcohólica

El fármaco ha demostrado un perfil de seguridad favorable

James Caforio, de BMS.
Un compuesto de BMS logra mejoría en esteatohepatitis no alcohólica
Redacción
Miércoles, 26 de abril de 2017, a las 19:10
La farmacéutica Bristol-Myers Squibb (BMS) ha anunciado los datos de un estudio de fase II de su molécula BMS-986036, un análogo pegilado experimental del factor de crecimiento de los fibroblastos humanos 21 (FGF21), que ha demostrado una mejoría consistente en la grasa hepática, las lesiones y la fibrosis en pacientes con esteatohepatitis no alcohólica (EHNA).
 
El estudio, presentado en el congreso de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado celebrado en Amsterdam (Países Bajos), alcanzó su criterio de valoración principal de reducción significativa de la grasa hepática frente a placebo, y se observaron también mejorías estadísticamente significativas en los criterios de valoración exploratorios preespecificados, como biomarcadores de fibrosis, parámetros metabólicos y marcadores de lesión hepática.
 
El estudio, aleatorizado y doble ciego, incluyó 74 pacientes tratados con este compuesto, una vez al día durante 16 semanas. Con una dosis de 10 miligramos el 57 por ciento de los pacientes alcanzaron un 30 por ciento de reducción del riesgo relativo y con la dosis de 20 miligramos el porcentaje de pacientes apenas varió a un 52 por ciento.
 
El compuesto tuvo un perfil de seguridad favorable, sin muertes ni acontecimientos adversos graves y sin suspensiones debidas a acontecimientos adversos. Los más frecuentes fueron diarrea (13 por ciento y 22 por ciento, respectivamente), náuseas (16 por ciento y 13 por ciento, respectivamente) y movimientos intestinales frecuentes (20 por ciento y 0 por ciento).
 
Estos datos sugieren que BMS-986036 podría ser eficaz en pacientes con EHNA, muchos de los cuales experimentarán progresión de la enfermedad debido a la falta de opciones de tratamiento disponibles," dijo Arun Sanyal, catedrático de los Departamentos de Medicina, Fisiología y Patología Molecular de la Virginia Commonwealth University. "Los resultados de este estudio demuestran que BMS-986036 tuvo efectos beneficiosos en tres componentes importantes en el tratamiento de la EHNA: grasa hepática, lesión hepática y fibrosis."
 
"Estos datos, junto con los datos de fase II anunciados previamente en pacientes con diabetes tipo 2, respaldan futura investigación clínica de BMS-986036 como posible tratamiento de la EHNA. Esperamos con ilusión el momento de compartir estos datos con las autoridades sanitarias para determinar los siguientes pasos", según ha destacado el director de Desarrollo en Cardiovascular, Fibrosis e Inmunociencias de BMS, Mike Burgess.