Demostró superioridad frente al placebo en todos los criterios de valoración en el ensayo Navigator

Tezepelumab (AZ y Amgen) reduce las exacerbaciones en asma grave
Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca, y Robert Bradway, presidente y director ejecutivo de Amgen.


10 mar 2021. 13.20H
SE LEE EN 2 minutos
Los resultados del ensayo pivotal fase III Navigator indican que tezepelumab de AstraZeneca y Amgen ha demostrado una reducción significativa de la tasa anual de exacerbaciones del asma en pacientes con asma grave no controlada.

Este medicamento biológico, que tiene el potencial de ser el primer de su clase, cuando se añadió al tratamiento estándar logró una reducción del 56 por ciento en la tasa anual de exacerbaciones del asma anual durante 52 semanas en la población general de pacientes, en comparación con el placebo, cuando se añadió al tratamiento estándar. El tratamiento estándar consistió en corticosteroides inhalados en dosis media o alta junto, al menos, un medicamento controlador adicional con o sin corticosteroides orales.


Tezepelumab es un medicamento biológico que reduce de forma constante y significativa la tasa anual de exacerbaciones del asma


Tezepelumab es un medicamento biológico que reduce de forma constante y significativa la tasa anual de exacerbaciones del asma en una amplia población de pacientes con asma grave, independientemente del recuento inicial (antes del inicio del tratamiento) de eosinófilos en los ensayos clínicos en fase II y fase III

En un análisis de subgrupos previo, tezepelumab logró una reducción estadística y clínicamente significativa del 41 por ciento en la tasa anual de exacerbaciones del asma en pacientes con recuentos basales de eosinófilos inferiores a 300 células por microlitro.  Además, se observaron reducciones clínicamente relevantes en la  tasa anual de exacerbaciones del asma en dos subgrupos adicionales: el 39 por ciento en pacientes con recuentos basales de eosinófilos inferiores a 150 células por microlitro y el 70 por ciento en pacientes con recuentos mayores o iguales a 300 células por microlitro.

Asimismo, en los pacientes tratados con este medicamento biológico se observaron reducciones clínicamente relevantes de la tasa anual de exacerbaciones del asma en comparación con el placebo, independientemente de su estatus alérgico y del nivel de óxido nítrico en aire espirado (FeNO), unos biomarcadores que utilizan los médicos para informar sobre las opciones de tratamiento.
 
Tezepelumab demostró una mejoras estadísticamente significativa en todos los criterios de valoración secundarios clave en comparación con el placebo, incluyendo las mediciones de la función pulmonar, el control del asma y la calidad de vida relacionada con la salud2.

No se observaron diferencias clínicamente relevantes en los resultados de seguridad entre los grupos a los que se administraron tezepelumab y los que recibieron el placebo. Los efectos adversos que se informaron con mayor frecuencia fueron la  nasofaringitis, la infección de las vías respiratorias superiores y la cefalea.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.