Cablivi (Caplacizumab) es la primera terapia aprobada para el tratamiento de la Púrpura Trombocitopénica Trombótica

Sanofi lanza el primer fármaco de nanoanticuerpos para una enfermedad rara
Varios expertos han participado en su presentación online.


16 sep 2021. 16.30H
SE LEE EN 4 minutos
Coincidiendo con el Día Mundial de la Púrpura Trombocitopénica Trombótica (PTT), que se celebra el próximo 18 de septiembre, Sanofi Genzyme presenta en España Cablivi (caplacizumab), el primer medicamento del mundo para el tratamiento de la Púrpura Trombocitopénica Trombótica adquirida (PTTa), una enfermedad rara hematológica considerada una emergencia médica por la gravedad de sus episodios, que son potencialmente mortales.

Este fármaco es también el primero aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) que se basa en la tecnología de los nanoanticuerpos, una nueva generación de biofármacos que representan el progreso y la innovación terapéutica por su gran potencial de aplicación a diferentes áreas (respiratorio, cardiovascular, inflamatorio, aparato locomotor y cáncer).

“Para Sanofi Genzyme es un orgullo ser los primeros en ofrecer este innovador tratamiento a los pacientes con PTTa, pero lo más importante de este hito en el campo de las Enfermedades Raras es dar respuesta a una necesidad médica en esta área. Una vez más, se reafirma el compromiso que la compañía tiene, desde hace más de 35 años, con los pacientes que conviven con estas patologías tan poco frecuentes”, declara Marisol García Pulgar, directora de la Unidad de Enfermedades Raras de Sanofi Genzyme Iberia.

Los episodios agudos de PTTa se consideran emergencias médicas porque, sin tratamiento, el curso natural de la patología lleva a la muerte al 90 por ciento de los pacientes, a menudo antes de las primeras 24 horas. “Esta nueva solución terapéutica supone un antes y un después para estos pacientes al reducir significativamente el tiempo de mejora después de sufrir un episodio y disminuir en un 67% la proporción de pacientes con una recurrencia de PTTa”, señala Javier de la Rubia, jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia. Con los tratamientos disponibles hasta la fecha, entre el 10-20% de los pacientes no consigue sobrevivir a un episodio agudo de PTTa2-4. 

“La llegada de caplacizumab a España es fruto del compromiso de la compañía con la investigación y el desarrollo de tratamientos innovadores, los pacientes y la comunidad médica, con el fin de mejorar la calidad de vida relacionada con la salud de las personas con estas patologías en todo el mundo”, indica Soledad Matas, responsable médico de Enfermedades Raras Hematológicas de Sanofi Genzyme Iberia. “En este caso, la innovación llega de la mano de una nueva clase bioterapéutica basada en la tecnología de los nanoanticuerpos, unos anticuerpos diez veces más pequeños, pero con un enorme y prometedor potencial médico”, añade Matas.


El único nanoanticuerpo aprobado por la EMA


Cablivi es un fármaco desarrollado por Sanofi Genzyme que contiene el principio activo caplacizumab, un nanoanticuerpo bivalente humanizado producido en Escherichia coli mediante tecnología de ADN recombinante procedente de los camélidos. Por su mecanismo de acción, inhibe la interacción entre el factor von Willebrand y las plaquetas impidiendo la adhesión plaquetaria mediada por los multímeros de alto peso molecular del factor von Willebrand, lo cual es característico de una PTTa. De este modo frena la microtrombosis vascular patológica, responsable de la morbi-mortalidad asociada a la PTTa.

El fármaco está indicado para el tratamiento de adultos y adolescentes a partir de 12 años que pesan al menos 40 kg y que presentan un episodio de Púrpura Trombocitopénica Trombótica adquirida (PTTa), junto con intercambio plasmático e inmunosupresión.

La eficacia y seguridad de caplacizumab en adultos que tuvieron un episodio de PTTa se establecieron en dos ensayos clínicos aleatorizados y controlados HERCULES y TITAN6. El estudio TITAN es un ensayo clínico fase II mientras que el HERCULES es un ensayo clínico fase III, doble ciego, controlado con placebo. En el estudio HERCULES, el tratamiento con caplacizumab produjo una reducción estadísticamente significativa en el tiempo de respuesta del recuento plaquetario. Adicionalmente, ningún paciente tratado con caplacizumab fue refractario al tratamiento y la proporción de pacientes con una recurrencia de PTTa en el período total del estudio fue un 67 por ciento menor en el grupo de caplacizumab en comparación con el grupo de placebo (p <0,001). 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.