Sanidad publica un nuevo IPT sobre Biktarvy para el tratamiento de VIH

El antirretrorival es una combinación BIC/FTC/TAF está indicada para el tratamiento de adultos infectados por VIH

María Jesús Lamas, directora de la Aemps.
Sanidad publica un nuevo IPT sobre Biktarvy para el tratamiento de VIH
mié 07 agosto 2019. 11.00H
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha publicado un nuevo Informe de Posicionamiento Terapéutico de bictegravir/ emtricitabina/ tenofovir alafenamida (Biktarvy) en infección por VIH.

El antirretrorival de la farmacéutica Gilead es una combinación BIC/FTC/TAF está indicada para el tratamiento de adultos infectados por VIH sin resistencia viral actual o previa a los inhibidores de la integrasa, a emtricitabina o a tenofovir.

Como pauta para el tratamiento inicial de la infección por VIH-1, BIC/FTC/TAF supone una alternativa frente a otras combinaciones de INI. En pacientes con carga viral suprimida en los que se plantee el cambio del tratamiento antirretroviral, BIC/FTC/TAF constituye una alternativa terapéutica frente a otros regímenes basados en un INI o un IP.

La Aemps resuelve que el BIC (al igual que DTG) es un inhibidor de la integrasa que no necesita potenciación y presenta alta barrera a las resistencias por lo que la combinación BIC/FTC/TAF se presenta como una alternativa a otras pautas siendo las comorbilidades del paciente y la estrategia de simplificación las que definan la opción terapéutica más adecuada.

Así las cosas, el IPT considera que el perfil de seguridad de BIC es aceptable y similar al de otros INI. Sin embargo, los datos de seguridad presentados en el momento de evaluación de BIC/FTC/TAF a largo plazo (más de 48 semanas) son limitados.

De esta forma, el Grupo de Coordinación de Posicionamiento Terapéutico, tras conocer las condiciones de precio y financiación, no ha considerado necesario modificar el posicionamiento del IPT. Y concluyen que, en la selección entre Biktarvy y las alternativas “se deberán tener en cuenta criterios de eficiencia”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.