Rovi presenta la estrategia con la que prevé duplicar sus ingresos en 2023

Se basa en sus “catalizadores clave respaldada por un negocio de especialidades farmacéuticas sólido y en crecimiento"

Juan López-Belmonte Encina, consejero delegado de Rovi.
Rovi presenta la estrategia con la que prevé duplicar sus ingresos en 2023
lun 25 noviembre 2019. 13.00H
Rovi prevé aumentar sus beneficios en un plazo de tres años. La compañía farmacéutica cerró 2018 con unos ingresos operativos de 303,2 millones de euros, una cifra que espera duplicar para el año 2023, hasta los más de 600 millones de euros, según ha señalado a través de un informe presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que explica la actualización de su estrategia corporativa.

Del mismo modo, Rovi espera multiplicar por 2,5 su Ebitda, que al cierre del año 2018 se ubicaba en los 63 millones de euros. Esta fase de crecimiento estará sustentada por inversiones en tres productos. En primer lugar, un biosimilar denominado Becat, una heparina de bajo peso muscular desarrollado internamente. Los dos catalizadores restantes serán Risperidona y Letrozol, dos inyectables de larga duración para combatir la esquizofrenia y el cáncer de mama, respectivamente.


Aspectos clave


Rovi avala estas previsiones de crecimiento con tres aspectos que han sido clave para la compañía. Uno de ellos es la compañía europea de especialidades farmacéuticas, “que goza de una gran estabilidad y con tres motores de crecimiento diversificados”, según el citado documento.


Rovi espera multiplicar su Ebitda por 2,5 en 2023


El primer motor de crecimiento se centrará en continuar ganando cuota de mercado de las HBPM (conocimientos inigualables del mercado de heparinas de bajo peso molecular) a través de la bemiparina en España y en el extranjero. Además, la estrategia de Rovi también pasa por impulsar el crecimiento del volumen con los clientes existentes y ganar adicionales “a través de la fabricación a terceros gracias a las importantes economías de escala”.

El segundo pilar de la estrategia de crecimiento pasa por aprovechar la “situación de liderazgo” en el mercado español y que posiciona a Rovi “como socio de referencia para las compañías farmacéuticas internacionales” en nuestro país. En este sentido, los ingresos registrados mediante especialidades médicas ha aumentado un 8 por ciento entre 2008 y 2018, hasta los 103 millones de euros.

En tercer lugar, la estrategia de Rovi se apoya en la prestación de “servicios globales de fabricación a terceros con alto valor añadido”. Algunos de los aspectos claves en este ámbito son la fabricación a terceros de jeringas precargadas con alto valor añadido.

La plataforma patentada ISM, que permite la liberación prolongada de compuestos administrados mediante inyección y que cuenta con un “gran potencial de aplicación en nuevas áreas terapéuticas de enfermedades crónicas”, permitirá a Rovi, de igual forma, abrir “nuevas vías de crecimiento”.


Doria, para 2021 en Europa


Por otro lado, la farmacéutica también ha actualizado su estrategia de I+D y Doria, el fármaco que permite controlar de forma significativa los síntomas en pacientes esquizofrénicos con exacerbación aguda de la enfermedad mediante inyecciones mensuales y sin necesidad de usar dosis de carga ni suplementar con risperidona oral, jugará un papel fundamental.

Después de los buenos resultados médicos obtenidos con el mismo, Rovi espera constituir para el próximo año 2020 un registro del medicamento en Europa y otro en Estados Unidos. En el Viejo Continente, Doria será lanzado en el año 2021 para hacerlo, doce meses después, en el país americano.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.