16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Oncaspar no mejora la supervivencia en leucemia frente a sus competidores

Así lo indica el IPT del fármaco de Baxalta, que ha estado acompañado de uno más y la actualización de otros dos

César Hernández, jefe de Medicamentos de Uso Humano de la Aemps.
Oncaspar no mejora la supervivencia en leucemia frente a sus competidores
jue 04 mayo 2017. 17.30H
Redacción
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha publicado dos nuevos informes de posicionamiento terapéutico (IPT). Entre ellos se encuentra el de pegaspargasa (Oncaspar), de Baxalta, en leucemia aguda linfoblástica (LAL).
 
Según el documento, aunque “la pegaspargasa supone una alternativa pegilada a la asparaginasa nativa de E.coli como parte del tratamiento antineoplásico combinado de la leucemia linfoblástica aguda (LAL) en pacientes pediátricos desde recién nacidos hasta adolescentes de 18 años de edad (también en adultos ”, lo cierto es que “su menor inmunogenicidad no se ha traducido en una mayor supervivencia global ni supervivencia libre de eventos respecto a la asparaginasa nativa en los ensayos clínicos”.
 
La ventaja que ven los autores del IPT en el fármaco es que presenta “una menor frecuencia de administración, lo que simplifica la posología en relación a la asparaginasa nativa de E.coli, sin que se hayan observado diferencias clínicamente relevantes en cuanto al perfil de seguridad ni se disponga de datos en cuanto a la adherencia al tratamiento”.
 
El segundo IPT publicado es el correspondiente a lenalidomida (Revlimid), de Celgene, que precisa que ”es un fármaco que ha demostrado un balance beneficio riesgo positivo como agente único en el tratamiento de rescate en enfermos con linfoma de células del manto (LCM) en recaída o refractarios y que no sean candidatos para recibir quimioterapia intensiva y/ o trasplante”.
 
Nuevas versiones
 
Por otro lado, la Aemps ha revisado los IPT de otros dos productos. Por un lado, el de atalureno (Translarna), de PTC Therapeutics, en el tratamiento de la distrofia muscular de Duchenne, producto que según su informe sigue sin demostrar “ningún efecto sobre el curso y la progresión de la enfermedad” y los últimos datos “no han permitido reducir las incertidumbres respecto a la eficacia del medicamento,”.
 
Similar situación ocurre para guanfacina (Intuniv), de Shire, en el trastorno por déficit e hiperactividad (TDAH). Como ya contó Redacción Médica, este producto “no ha demostrado tener una eficacia superior ni igual a ninguno de los otros medicamentos actualmente aprobados para el TDAH”. Además, “con los datos disponibles existen dudas sobre su capacidad para mejorar la funcionalidad del paciente”, situación que se mantiene en la última revisión
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.