Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Empresas > Industria

Millonaria multa a Abbvie por retrasar la comercialización de genéricos

La compañía empleó estrategias ilícitas para impedir la comercialización de genéricos de AndroGel

Richard González, CEO global de Abbvie.
Millonaria multa a Abbvie por retrasar la comercialización de genéricos
Redacción
Lunes, 02 de julio de 2018, a las 13:00
AbbVie ha sido hallada culpable de emplear estrategias contra la competitividad e impedir ilegalmente la comercialización de medicamentos genéricos basados en su terapia de reemplazo de la testosterona  AndroGel , razón por la que la compañía de medicamentos genéricos ha sido multada con más de 384 millones de euros (unos 448 millones de dólares).
 
Este fallo ha sido dictado por Harvey Bartle, juez de Distrito de los Estados Unidos, después de que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) presentara una demanda antimonopolio en 2014 contra la multinacional americana y su socio, Besins Healthcare Inc.
 
"La Comisión ha establecido la realidad del mercado de que los acusados ​​poseían el poder de monopolio e ilegalmente y deliberadamente mantuvieron ese poder mediante la presentación de un juicio simulado", ha afirmado el juez.
 
Práctica habitual
 
La FTC ha asegurado que las demoras en la introducción de medicamentos genéricos suponen privar a los ciudadanos de alternativas de menor coste. De hecho, ha considerado que la presentación de litigios infundados de infracción de patentes contra compañías que buscan comercializar genéricos es una práctica habitual.
 
Con todo, el órgano también se ha opuesto a determinadas formas en las que las compañías farmacéuticas de marca y genéricas a veces resuelven esta situación con los llamados acuerdos de pago inverso o pago por demora. Con ellos, los laboratorios de marca pagan o proporcionan incentivos a otras compañías para retrasar las ventas de un medicamento genérico. Este tipo de pactos cuestan a consumidores y contribuyentes, según la FTC,  unos 2,8 millones de euros al año.