Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Empresas > Industria

"Más personalización para recuperar la funcionalidad" en Psiquiatría

La recuperación en el día a día de los pacientes y un diagnóstico personalizado son clave para el tratamiento

Eduard Vieta, Jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del Clínic de Barcelona y Guillermo Lahera, profesor de Psiquiatría y Psicología Médica en la UAH e investigador en Cibersam
"Más personalización para recuperar la funcionalidad" en Psiquiatría
Olga Rodríguez
Jueves, 16 de febrero de 2017, a las 17:20
La recuperación funcional de los pacientes y la personalización del diagnóstico y del tratamiento son los retos actuales para los especialistas en trastornos como la depresión o el trastorno bipolar. En palabras de Eduard Vieta, Jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínic de Barcelona y del grupo Trastornos Bipolares del Idibaps y Director Científico del Cibersam, la medicina personalizada en salud mental se debe hacer como "los trajes a medida". Para Vieta, un buen diagnóstico, adaptado a cada persona, es clave para el tratamiento de los pacientes.

El responsable de Psiquiatría del Clínic ha explicado que "los pacientes se recuperan de los síntomas, pero no al 100 por cien". Vieta ha explicado, en la Jornada Lundbeck de Trastornos Afectivos celebrada en Barcelona, enmarcada en el XVIII Simposio sobre Trastornos Bipolares, que más allá de los síntomas, es necesario "más personalización para recuperar la funcionalidad".

Coincide, en este sentido, con el profesor de Psiquiatría y Psicología Médica en la Universidad de Alcalá e investigador en el Cibersam, Guillermo Lahera que considera necesario "no solo descubrir nuevos tratamientos, sino además, facilitar acceso al tratamiento". El investigador explica que "a veces el paciente nos cuenta que algo cambió con el episodio depresivo, y que no se siente como era antes", por lo que se convierte en imprescindible la recuperación funcional del paciente a través de su diagnóstico personalizado.

La importancia del diagnóstico

El Profesor Lahera explica que la banalización del término 'depresión' perjudica en el diagnóstico de este trastorno. Según el experto "existe un sobrediagnóstico y un infradiagnóstico, a la vez". Esto se explica porque hay casos en los que no se detecta la depresión, por varios motivos, pero incluso por el estigma social que existe. Por otra parte, algunos estados de ánimo se asocian directamente a la 'depresión', sin un diagnóstico clínico. Vieta añade que por esa razón es importante que el diagnóstico pase siempre por el médico y apostilla "la dificultad en la depresión, es que todo el mundo cree saber el por qué de su trastorno".

Aunque actualmente se utilizan biomarcadores que facilitan el diagnóstico, Vieta reconoce que "de momento, no superan el diagnóstico clínico". Existen varios tipos de biomarcadores, entre ellos sanguíneos o genéticos. "Muchas personas no conocen que puede ser hereditario", explica el responsable de Psiquiatría del Clínic.

Mejorar los síntomas cognitivos

Más del 70% de los pacientes que responde al tratamiento sigue presentando síntomas cognitivos, siendo uno de los síntomas residuales más prevalentes. La dificultad de atención, de concentración o la lentitud de pensamiento son algunos de los síntomas cognitivos más habituales de la depresión. Según el Dr. Lahera "tienen una gran repercusión, por ejemplo, en el rendimiento laboral y en el funcionamiento del día a día. Afortunadamente, la mayoría desaparecen al remitir la depresión, pero a veces pueden persistir en forma de síntomas residuales. La erradicación de estos síntomas cognitivos residuales es clave para alcanzar la recuperación, que se logra cuando la vida del paciente en conjunto es como era antes de la depresión".

Además, en el ámbito del trastorno bipolar, la cognición también está relacionada con la funcionalidad. Eduard Vieta explica que "lo que nuestros pacientes y sus familias desean no es solamente o meramente mejorar su estado de ánimo, sino, en último término, regresar a su vida anterior y poder trabajar, estudiar, formar una familia, etc.”.

Los expertos cuentan en respuesta a Redacción Médica que para identificar esos síntomas cognitivos es básica la atención personalizada del psiquiatra al paciente y "preguntarle por su día a día, por sus relaciones sociales, sus aficiones, etc". Además, explica el Dr. Lahera, "se pueden usar escalas de funcionalidad", que permiten medir esos síntomas cognitivos. Una vez identificados, "el desarrollo de fármacos y terapias" es clave para poder tratar los síntomas cognitivos en el día a día.