Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Empresas > Industria

La priorización todavía no figura en el vocabulario del SNS

Celgene y la Aeets presentan un libro que aborda este problema endémico de la sanidad española

Juan del Llano y Juan José Polledo.
La priorización todavía no figura en el vocabulario del SNS
Miguel Fernández de Vega
Martes, 30 de enero de 2018, a las 14:20
En el Sistema Nacional de Salud (SNS) no se prioriza. Se toman decisiones, sí, pero no hay una racionalización de las mismas ni una comparación con las alternativas en el espacio público. Por ello, expertos reunidos por Celgene y la Asociación Española de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AEEH) han abordado esta cuestión en la obra ¿Priorizar Servicios Sanitarios o salir del paso?.
 
Durante la presentación del manual, en Madrid, los autores han indicado que “la priorización no se practica en la sanidad española: es complicada y obliga a pensar a largo plazo”, ha precisado Beatriz González, catedrática de Métodos Cuantitativos en Economía en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. “Lo que más abunda en todo caso es la priorización de problemas, no de soluciones”.
 
De hecho, ha apuntado que es precisamente en el marco de la salud pública en contexto en el que más se da esta complicación. “En salud pública es donde menos priorización se ha hecho. Las políticas de salud pública son huérfanas porque son interdepartamentales y quien las toma no se quiere asumir sus conecuencias”.

Por abajo, Juan del Llano, presidente de la Aeets; José Ramón Repullo, director de la Fundación para la Formación de la OMC; Salvador Peiró Moreno, miembro de Fisabio, y María Callejón, catedrática de Política Económica y Estructura Económica Mundial de la Universidad de Barcelona. En la fila superior: José Soto, gerente del Hospital Universitario Clínico San Carlos, Juan José Polledo, director de Government Affairs y Market Access de Celgene; Beatriz González, catedrática de Política Económica y Estructura Económica Mundial de la Universidad de Barcelona, y Ángel Puyol, profesor de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Barcelona.

 
De hecho, ha indicado que asumir la priorización también implica comprobar el efecto de las decisiones que se han tomado, algo que no ha ocurrido, por ejemplo, con los planes de salud pública autonómicos. “Hay que hacerles autopsia para saber qué ha pasado con ellos. Acabaron desvirtuados, se evaluaron mal y tarde, estaban mal construidos… Debemos aprender de los errores del pasado”.
 
En este sentido también se ha mostrado crítico Juan José Polledo, director de Governmental Affairs & Market Access de Celgene y ex director general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad. “Muchos vimos cómo se redactaron estos planes, muy buenos desde el punto de vista teórico. Echo de menos por qué no se ha analizado qué falló en aquello. Ha faltado autocrítica y arrojo”.
 
Agencia independiente de prestigio
 
Por otro lado, Polledo ha precisado que “la razón por la que la cual el sistema va a tener que establecer prioridades es porque sobre la mesa va a haber productos irrenunciables, que van a curar enfermedades hasta ahora incurables y van a evitar morir a las personas”, indica a su vez
 
Para abordar esta situación, María Callejón, catedrática de Política Económica y Estructura Económica Mundial de la Universidad de Barcelona, ha llamado a crear una “agencia de profesionales independientes con prestigio, no funcionarios. Un organismos que pueda presentar una priorización bien basada, que luego tenga la capacidad de establecerla y monitorizarla , y que no se pueda modificar por decisiones políticas”.
 
Racionamiento sanitario
 
La priorización no se libra de la visión ética. De hecho, desde este punto de vista, Ángel Puyol, profesor de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Barcelona) ha preferido hablar de “racionamiento sanitario, que tiene un carga normativa y nos dice tres cosas fundamentales: que hay escasez, que hay que tomar decisiones eficientes y que esas decisiones tienen que ser justas”.
 
Además, esta formulación incluye una “verdad incómoda, que va a perjudicar a personas que no se lo merecen. Si priorizamos a jóvenes, dejamos fuera a los más mayores, y viceversa”. De ahí que los procedimientos para para ello deban ser públicos. Además, ha advertido de que gran parte de las injusticias en el entramado sanitario pueden llegar de fuera del sistema. “Hay que tenerlo en cuenta”. 

José Soto y José Ramón Repullo, durante la inaguración de la presentación del libro.


Ángel Puyol charla con Juan José Polledo. A continuación, Enrique Fernández y María Victoria del Pino, ambos directores de Government Affairs de Celgene.


Juan del Llano charla con Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, y Jordi Varela, exgerente del Hospital del Mar y colaborador docente de Esade. 


Beatriz González, Ángel Puyol y Salvador Peiró. 


Luis Rosado, director de Azierta Salud, junto a Francisco Igea. A continuación, el parlamentario de Ciudadanos charla con Juan del Llano. 


José Ramón Repullo, María Callejón y José Soto. 


Un momento de la presentación del libro '¿Priorizar Servicios Sanitarios o salir del paso?', celebrada en la sede de la OMC, en Madrid.