Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Empresas > Industria

La deuda pública con los laboratorios cae a niveles "históricamente bajos"

Los plazos de pago caen a los 90 días con una morosidad equivalente a unos tres meses

Pedro Luis Sánchez y Javier Urzay, de Farmaindustria.
La deuda pública con los laboratorios cae a niveles "históricamente bajos"
Martes, 24 de octubre de 2017, a las 14:30
La histórica deuda de las Administraciones Públicas con la industria ha tocado oficialmente a su fin. Según ha contado Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria, “estamos en momentos históricamente bajos” en este marco.

La patronal del medicamento innnovador indica que la demora en los pagos está en poco más de 90 días. “Si se mantiene así, a finales de años estaremos en los 70 días, un récord histórico”, ha afirmado. “Este 2017 se ha consolidado una normalidad que nunca hubo”.

De esta manera, Urzay espera que cuando acabe el año, numéricamente, la deuda pública equivalga a unos tres meses de gasto farmacéutico. Con todo, a pesar de estos datos positivos, hay que tener en cuenta que los laboratorios siguen cobrando por encima del periodo legal establecido por la ley de morosidad de 30 días. “Tenemos la ambición de que se baje a periodos ordinarios en el futuro”.

Crecimiento asumible

Estas cuestiones se han abordado en el  XIV Seminario Industria Farmacéutica y Medios de Comunicación, que se celebra en Sigüenza (Guadalajara), en el que también ha participado Pedro Luis Sánchez, director de Estudios de Farmaindustria, quien ha comentado que “tenemos que huir de encasillar el gasto farmacéutico como no sostenible”.


De hecho, ha afirmado que el gasto público en medicamentos será sostenible tanto a corto, como a medio y largo plazo. “Es absolutamente asumible”. Esto es gracias a que la previsión es que esta partida crezca por debajo del producto interior bruto (PIB) al menos hasta 2021, año para el cual se espera que la economía crezca un 23 por ciento, por un 13 por ciento en el caso del gasto farmacéutico, todo esto respecto a 2016.