Redacción Médica
17 de agosto de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:50
Empresas > Industria

La depresión conlleva altos costes de oportunidad en el paciente joven

Un 20% de los menores de edad han sufrido al menos un episodio depresivo clínicamente relevante

López Chamón, Díaz Marsá, Pérez Solá y Montero.
La depresión conlleva altos costes de oportunidad en el paciente joven
Redacción
Miércoles, 06 de junio de 2018, a las 14:10
La prevalencia de la depresión en el adulto joven se sitúa entre el 5,8 y 6,4 por ciento en el caso de las mujeres y el 4,2 y 4,7 por ciento. Además, hasta un 20 por ciento de los jóvenes de 18 años habrán sufrido al menos un episodio clínicamente relevante. Se trata de un problema sanitario de gran envergadura asociado a un elevado coste económico, social, personal y de oportunidad, según la opinión de los expertos en el XVII Seminario Lundbeck ‘Millennials y Generación Z, la depresión invisible’.

Para Víctor Pérez Solá, director del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar y coordinador del Programa de Investigación en Depresión y Prevención del Suicidio del Cibersam, “la tipicidad de los síntomas puede dificultar el diagnóstico, pero los dos retos más importantes en los pacientes jóvenes son la detección y tratamiento precoz”.

El impacto de los síntomas cognitivos de la depresión en el adulto joven

La depresión impacta de forma directa en el entorno laboral y académico de los pacientes jóvenes que la padecen, así como en sus relaciones familiares y sociales. Como explica Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid, “los síntomas cognitivos se traducen en una disminución de la capacidad para concentrarse, indecisión, falta de motivación, perspectivas negativas sobre su futuro y bajas expectativas que dificultan el rendimiento académico e interfieren sus relaciones interpersonale”.


La tipicidad de los síntomas de la depresión dificulta su diagnóstico


Por otro lado, las comorbilidades más frecuentes en el paciente joven con depresión son “los trastornos de ansiedad, con otros trastornos afectivos como la distimia, con conductas disruptivas y trastornos de conducta así como con abuso de tóxicos y sustancias, con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o con trastornos de la conducta alimentaria (TCA). “La prevención del suicidio depende del diagnóstico precoz de la depresión que vendría facilitada por la psicoeducación y la difusión de publicaciones divulgativas en el ámbito escolar, académico y familiar que facilitara la identificación de signos y síntomas que conduzcan a este diagnóstico. Es importante también trabajar en los factores protectores como sociales”.

AP, aliado de la salud mental del paciente joven

La prevención es otro de los pilares sobre los que se asienta la Atención Primaria. También en el caso de la depresión en el adulto joven. Como afirma Silvia López Chamón, secretaria del grupo de Salud Mental de Semergen, “siempre se puede prevenir en una enfermedad: retrasando o evitando su inicio, su avance, sus complicaciones, su recurrencia, su cronificación, la falta de adherencia terapéutica, la comorbilidad, etc”. Si bien es cierto que el paciente joven generalmente utiliza menos los servicios de salud, “para aquellos con factores de riesgo de depresión, ya hay evidencia científica de lo útil que resulta hacer un screening al respecto”, asegura.

Nuevo punto de encuentro en depresión de Lundbeck

Por su parte, Lundbeck lanza una web con el objetivo de mejorar la información y el conocimiento de la depresión. Bajo la marca Rethink Depression, la compañía quiere que esta plataforma sea el lugar de referencia donde obtener y compartir información sobre la depresión.

La nueva herramienta responde a la necesidad social de reconocer la depresión como una enfermedad mental multidimensional, es decir, que la depresión va más allá de un trastorno del ánimo, afectando al estado físico y cognitivo de la persona. Junto con la web, Lundbeck pone en marcha también el perfil de twitter @RethinKDepEs, destinado a generar conversación en castellano sobre la depresión, a través de los hastags #VivirConDepresión y #RehinkDepression, apostando por el papel del entorno digital como herramienta de concienciación, información y punto de encuentro.

En palabras de Sara Montero, directora de la Unidad de Sistema Nervioso Central de Lundbeck Iberia, “si entendemos mejor esta enfermedad, podremos hacer más llevadera la vida de los pacientes con depresión y de su entorno más cercano. Creemos que el conocimiento es poder; el poder de ser parte activa en el manejo de la enfermedad e incluso el poder de protegerse de las recaídas”. Y añade: “Tanto si padeces depresión, como si conoces a alguien que esté librando esa batalla, nos hemos aliado con la comunidad virtual para ofrecerte nuestro apoyo”.