Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Empresas > Industria

GSK y la Universidad de Salamanca se unen para potenciar la investigación

Ambas instituciones dan un nuevo paso en las colaboraciones que, desde hace años, venían desarrollando

El centro de producción farmacéutica de GSK en Aranda de Duero.
GSK y la Universidad de Salamanca se unen para potenciar la investigación
Redacción
Miércoles, 29 de junio de 2016, a las 11:10
Nuevo impulso a la investigación científica. El centro de producción farmacéutica de GSK en Aranda de Duero y la Universidad de Salamanca han firmado recientemente un contrato de investigación con el objetivo de potenciar y consolidar las colaboraciones en I+D+i que, desde hace varios años, se llevan realizando entre estas dos entidades.

La Universidad de Salamanca, a través de su Servicio de Difracción de Rayos X, mantiene un acuerdo técnico con GSK, habiéndose consolidado como laboratorio externo de referencia en el área farmacéutica. Para Yolanda Vilches, gerente del Departamento de Control de Calidad de GSK en Aranda, la firma de este acuerdo “nos ofrece la posibilidad de contar con un gran equipo de profesionales de prestigio que nos apoyen en la mejora de nuestros procesos como la identificación y cuantificación de formulaciones farmacéuticas, colaboración en investigaciones, determinación de tamaño de partícula o determinación de estructuras cristalinas de nuestros componentes, entre otros”.

El Servicio de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Salamanca (Nucleus), dirigido por Julia Almeida, reúne un conjunto de Servicios dotados de personal altamente especializados y equipados con la última tecnología. En este sentido, el Servicio de Difracción de Rayos X está integrado en el Área de Técnicas Instrumentales, al frente de la cual se halla David Díez, catedrático de Química Orgánica.   

Desde el punto de vista de la Universidad de Salamanca, el establecimiento de este contrato "permitirá abordar nuevas líneas de investigación y mejorar el equipamiento disponible, basándonos en el intercambio de conocimientos. De esta forma se incrementarán las prestaciones beneficiándose tanto los miembros de la comunidad universitaria como los profesionales de empresas", señala Almeida.

La colaboración Universidad-Empresa supone para la empresa o entidad colaboradora el poder acceder a los conocimientos que posee la Universidad así como a las infraestructuras disponibles en los Servicios de Apoyo a la Investigación. Además, al disponer de un grupo de expertos en diferentes áreas de investigación altamente cualificados capaces de interpretar los resultados de las investigaciones realizadas, es posible el desarrollo de numerosos proyectos de I+D+i de empresas mediante el establecimiento de Contratos de Investigación.