Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Empresas > Industria

Farmaindustria destaca el "enorme potencial" de España en ensayos clínicos

Humberto Arnés participa en una sesión sobre investigación biomédica en la RANM

Humberto Arnés, director general de Farmaindustria.
Farmaindustria destaca el "enorme potencial" de España en ensayos clínicos
Redacción
Jueves, 10 de mayo de 2018, a las 19:20
Los ensayos clínicos estimulan la I+D biomédica, benefician a pacientes y médicos y generan retornos económicos, según ha asegurado el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, ha asegurado, durante la inauguración de la sesión científica La investigación clínica: una oportunidad para la sanidad y los pacientes en España, celebrada en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM).

Se trata de los estudios que permiten determinar la seguridad y eficacia de un nuevo medicamento para su autorización y que, tal y como ha comentado, generan un "enorme valor" para todos los agentes de la cadena sanitaria, hasta el punto de que actualmente existe una "gran competencia" internacional para captar estos proyectos, que en su mayoría son multicéntricos y de carácter multinacional.

Los ensayos clínicos son "sumamente beneficiosos" para los pacientes, que gracias a ellos pueden acceder a medicamentos innovadores de forma temprana, constituyendo a veces la única opción terapéutica disponible, así como para los profesionales sanitarios, que gracias a su participación en los ensayos ven sus conocimientos actualizados y complementan su trabajo asistencial con actividad investigadora.

Estimulación

Además, tal y como ha insistido Arnés, estos estudios estimulan la I+D biomédica de los sistemas sanitarios que consiguen atraerlos y generan un "importante" flujo económico para los hospitales y centros participantes, ya que tanto la medicación innovadora como todos los gastos relacionados con el diagnóstico y el tratamiento corren a cargo de la compañía promotora que, a su vez, también consigue culminar los esfuerzos realizados en las fases preclínicas y avanzar para lograr la autorización de un medicamento que suponga una mejora para los pacientes.

"El enorme potencial que tiene la investigación biomédica española, fortalecido por la fructífera colaboración de los centros de investigación y hospitales con la industria farmacéutica a través de proyectos conjuntos de investigación, tiene en los ensayos clínicos su mejor ejemplo. De hecho, España ha logrado posicionarse en los últimos años entre los países europeos con mejores condiciones para albergar el desarrollo de ensayos clínicos, como lo demuestra el hecho de que prácticamente un tercio de los ensayos en Europa cuentan ya con participación española", ha explicado.

Apuesta

En esta apuesta por la investigación biomédica, que es una labor de todos los agentes del sistema sanitario, la industria farmacéutica representa en España un papel protagonista dado que, según ha detallado, casi el 80 por ciento de los alrededor de 8.500 ensayos clínicos autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) en la última década han sido impulsados por compañías farmacéuticas.

"Este escenario netamente positivo viene dado por un conjunto de factores favorables. Se debe en primer lugar, sin duda, al nivel científico de nuestros profesionales sanitarios y a la excelencia de nuestros hospitales y centros, pero también al compromiso por la investigación clínica de las administraciones públicas, encabezadas en este ámbito por la Aemps, y de la industria farmacéutica, que confía en nuestro país, en sus profesionales y en sus instalaciones", ha destacado.

Real Decreto

Dicho esto, el director general de Farmaindustria ha recordado que se ha progresado "mucho" en estos últimos años gracias al Real Decreto 1090/2015 sobre Ensayos Clínicos, el cual ha colocado a España a la cabeza europea en la regulación en este campo de la investigación en el sector farmacéutico, ya que está permitiendo simplificar trámites y reducir significativamente el tiempo necesario para poner en marcha un ensayo clínico.

De hecho, gracias a esta norma España se ha convertido en el primer país europeo en adaptar el nuevo reglamento comunitario en este ámbito, que será de aplicación obligada en el conjunto de la Unión Europea en 2019.