Plan estratégico para llevar el fármaco esencial español a un nuevo nivel

López-Belmonte explica la iniciativa, con la que se pretende transformar la industria farmacéutica española

Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria.
Plan estratégico para llevar el fármaco esencial español a un nuevo nivel
mié 27 enero 2021. 10.50H
Farmaindustria tiene preparado un plan de 500 millones de euros con el que pretende, entre otros asuntos, aumentar la capacidad estratégica de fabricación de medicamentos esenciales y liderar la tranformación de la industria farmacéutica española para que sea más competitiva y depender menos de terceros países.

Se ha dado a conocer en el primer encuentro del presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, con medios de comunicación tras ser elegido por la Asamblea General de Farmaindustria a finales del pasado año. López-Belmonte, consejero delegado de la farmacéutica española Rovi, ha estado acompañado por el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés.

El plan lleva por nombre Medicamentos Esenciales y Capacidades Industriales Estratégicas para la cadena de valor de la Industria Farmacéutica Innovadora en España, ya se ha presentado ante el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y se enmarca precisamente dentro de su Programa de Impulso de proyectos tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial.

Reúne de inicio a 14 laboratorios farmacéuticos nacionales y multinacionales pertenecientes a Farmaindustria y 21 empresas auxiliares (de diversas áreas, como desarrollos industriales, materiales de envasado, ingeniería de procesos, digitalización o medio ambiente). La iniciativa aspira a ser uno de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) que apruebe en su momento el Consejo de Ministros.

La inversión inicial de 500 millones que propone Farmaindustria se incrementará si más compañías farmacéuticas se suman una vez se publiquen las convocatorias específicas. "Responde a la preocupación, constatada durante la pandemia, de la excesiva dependencia que en Europa tenemos de países asiáticos en la producción de principios activos y medicamentos esenciales. En la mayor parte de los casos hablamos de medicamentos maduros, con muchos años en el mercado y que ya no tienen protección de patente, pero que siguen siendo los indicados para combatir ciertos síntomas o enfermedades”, ha dicho López-Belmonte.


Doble objetivo del plan


Los objetivos del proyecto son dos: por un lado, aumentar las capacidades estratégicas de fabricación para disponer de mayores garantías en el abastecimiento de medicamentos estratégicos para España y, por otro, mejorar la competitividad productiva de la industria farmacéutica en España a través de su capacitación en conocimiento, tecnología y digitalización.

El efecto tractor del proyecto ante el desafío de la reactivación económica y social que afronta España es también muy significativo. No solo por el impacto favorable en el crecimiento y consolidación de compañías farmacéuticas estratégicas para nuestro país que fabrican medicamentos, sino también por las nuevas contrataciones que cada una de las empresas necesitará realizar para acometer este proyecto”, ha aseverado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.