Fedea ve necesaria una inspección de la logística de los Perte para acelerar y hacer más eficaz su ejecución

Ángel de la Fuente, director de Fedea, habla sobre el desarrollo del Perte de Vanguardia y su revisión para mejorar el papel de las empresas
Ángel de la Fuente, director de Fedea.


24 ene 2023. 08.00H
SE LEE EN 3 minutos
Los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) tienen como objetivo impulsar la innovación y el tejido industrial de distintos ámbitos. El Perte de Salud de Vanguardia, aprobado en noviembre de 2021, es el proyecto destinado a desarrollar innovación en pro del paciente y mejorar el acceso y consecución de nuevas terapias. Un proyecto que, desde su nacimiento, ha recibido dos aumentos de su partida y que ya ha ejecutado aproximadamente el 22,5 por ciento de su presupuesto, según los últimos datos Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). 

Un informe publicado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha analizado la situación actual de los Perte y ha llegado a la conclusión de que estos tienen un desarrollo lento por las dificultades que presentan a la hora de que las empresas puedan disfrutar de las ayudas. De esta manera Ángel de la Fuente, director ejecutivo de Fedea y uno de los coordinadores del estudio, asegura a Redacción Médica que, ahora mismo, "es necesario revisar las bases de los Perte", con el objetivo de mejorar la relación con las empresas y facilitar el acceso a estas ayudas. 


Dos aumentos 'ganadores'


Centrado en el Perte de Salud de Vanguardia, de la Fuente explica que es un proyecto que ha tenido dos aumentos de presupuesto (cerró 2022 con un 'plus' de 150 millones), lo cual es síntoma de que el proyecto funciona. "Si se destina más dinero, es que hay proyectos interesantes; es una noticia positiva", asegura. Aunque este Perte es uno de los 'ganadores' dentro de los once proyectos que hay en la actualidad en marcha, también tiene un punto débil: las ayudas destinadas a la empresa privada. 

Desde el sector de la empresa sanitaria se ha criticado que el presupuesto destinado a proyectos de innovación de ámbito privado no es suficiente. La primera convocatoria de las ayuda movilizó una inversión de 11 millones de euros, que becó los proyectos de 17 empresas. Tal como anunció Reyes Maroto, ministra de Sanidad, hay previsión de que, a comienzos de este año, se abran las bases para una nueva convocatoria. 


Revisión de las bases para mejorar incentivos 


"Como ocurre, por ejemplo, en el Perte Agroalimentario, la relación de estos proyectos con el sector privado es complejo, por lo que es necesario revisar las bases del Perte y encontrar la manera de mejorar los incentivos para las empresas", asegura de la Fuente y hace hincapié en que, como ya se ha empezado a revisar otros Perte, si el de Salud también tiene un déficit en la relación con las empresas, "debería poder revisarse". 

Desde el sector algunos actores han tildado las ayudas del Perte para las empresas de "insuficientes" y han puesto de manifiesto que los plazos de presentación fueron "reducidos". "Estas primeras ayudas no cumplen con las expectativas, se quedan muy cortas. Esperamos también la puesta en marcha de los proyectos en plazos adaptados al sector", apuntaron a entre medio partes implicadas en el sector.  

Por el momento, el Perte de Salud cuenta, tras los dos incrementos de presupuesto, con una cifra total de 1.650 millones de euros. Para final de 2022 se había ejecutado un 22,5 por ciento del presupuesto, sin contar esa 'inyección' extra de 150 millones. La otra subida ocurrió en el mes de noviembre, cuando el presupuesto creció en 518 millones. 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.