Ponentes de los 'Diálogos con Europa: una visión compartida del futuro en Salud'.


15 nov 2022. 14.00H
SE LEE EN 7 minutos

Industria farmacéutica, instituciones y pacientes miran con esperanza al año 2025, cuando se prevé que esté listo el Espacio Europeo de Datos Sanitarios (EEDS). Esta información va a ser "el motor de la investigación" y servirá para colocar a Europa en la vanguardia de la innovación. Son algunas de las conclusiones extraídas del acto 'Diálogos con Europa: una visión compartida del futuro en Salud', organizado por Boehringer Ingelheim, en colaboración con la consultora Levin Institutional Health Affairs.

"Compartir los datos sanitarios nos permitirá identificar problemas y desarrollar tratamientos. La colaboración público-privada es esencial en este sentido, tenemos que hacer equipo", ha afirmado Ana López de la Rica, directora asociada del Departamento Técnico en Farmaindustria. De hecho, la iniciativa 'Darwin EU' es pionera en el desarrollo del EEDS y ya está poniendo en marcha sus primeros estudios y sirve de soporte a los ensayos clínicos y en la solicitud de extensiones de indicación, entre otros aspectos.

Ana López de la Rica, directora asociada del Departamento Técnico de Farmaindustria.


Por su parte, Concha Marzo, directora de Public y Government Affairs de Boehringer Ingelheim de España, ha sido la encargada de iniciar este foro de discusión para profundizar en la Unión Europea de la salud, las políticas que derivan de ella y el papel de España en la presidencia de la UE en el segundo semestre de 2023. "Se trata de una conversación enriquecedora en torno a los pilares de esta salud: la investigación, la innovación y el acceso a los mismos".

En esta misma línea, María Ángeles Benítez, directora de la Representación de la Comisión Europea en España, ha subrayado la necesidad de colaboración de instancias públicas, privadas y ciudadanos. "La Unión Europea de la salud tiene que poner las bases para abordar problemas urgentes como las patologías derivadas del cambio climático y la resistencia antimicrobiana", ha afirmado.

Concha Marzo, directora de Public & Government Affairs de Boehringer Ingelheim España; y María Ángeles Benitez, directora de la Representación de la Comisión Europea en España.


El paciente tendrá el control de los datos


En esta red de datos el paciente será el que tenga el control de los mismos. Tal y como ha señalado Susana Solís, europarlamentaria y suplente de la Comisión de Medioambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, toda esta información hará que Europa gane "una ventaja competitiva" en temas de innovación. No obstante, aunar tantos sistemas sanitarios de diferentes países presenta dificultades y pide "recursos" para lograrlo.

"Además de las diferencias entre los estados miembros, también se mezclan los problemas de propiedad intelectual o las regulaciones sectoriales", ha explicado, al tiempo que añadía que es necesario indicar el valor que ofrece compartir estos datos.

Susana Solís, europarlamentaria y suplente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.


La intención de Europa es colocar al paciente en el centro de este sistema. En representación de ellos, Pedro Carrascal, director general de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), ha considerado que todos van a "ganar en salud" y, por ello, deben estar "integrados también en el proceso de aprobación".

Sin embargo, este espacio europeo se remonta a 2011. Cuando, de manera voluntaria, se pidió a los países miembros que compartieran las historias clínicas y las recetas electrónicas. "Este plan no tuvo éxito y, por ello, ahora la UE se plantea cómo remediar esta situación", ha asegurado Lucía Escapa, jefa del Gabinete Técnico de la Secretaría General de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud.

En este sentido, Escapa ha matizado que el EEDS no es "un inmenso repositorio", sino una red de nodos con datos. "Ahora tenemos que ver cómo equilibrar la potencia de los datos y que ello revierta a los sistemas públicos de salud", ha manifestado.

Pedro Carrascal, director general de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.


Lucía Escapa, jefa del Gabiente Técnico de la Secretaría General de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad.


Actuación de la Unión Europea de la Salud


La pandemia del Covid-19 ha supuesto un cambio significativo en la gestión sanitaria a nivel europeo, pero hay que mantener estas dinámicas creadas. Es la principal conclusión a la que han llegado en la mesa 'Actualización sobre la Unión Europea de la Salud en el actual marco de crisis' en esta segunda edición de los diálogos.

Borja Cabezón, embajador en misión especial para la Crisis Internacional del Covid-19 y la Salud Global del Ministerio de Asuntos Exteriores (MAEC), ha considerado que la presidencia de España en la Unión Europea en 2023 puede ser un buen momento para "conformar la arquitectura sanitaria global".

"La crisis sanitaria ha unido a la Unión Europea, hemos conseguido que sea más rápida, eficaz y capaz de afrontar retos sanitarios. Por este motivo, hay que reducir la dependencia de otros mercados y reforzar nuestros propios sistemas", ha sostenido.

Borja Cabezón, embajador en Misión Especial para la Crisis Internacional de la Covid-19 y la Salud Global en el Ministerio de Asuntos Exteriores.


Susana del Río Villar, doctora en Ciencia Política y directora del ciclo Presidencia española del Consejo de la Unión Europea en FIDE Fundación.


Mientras que Susana del Río Villar, doctora en Ciencia Política, ha puesto como ejemplo el hito que supuso la vacunación contra el coronavirus que se llevó a cabo en territorio europeo. "No podemos ir por separado, la UE tiene que poner su sello regulatorio y permitir la armonización en diferentes ámbitos, por ejemplo, en el farmacéutico", ha indicado. "Cada ciudadano europeo necesita tener acceso a todo el desarrollo de la innovación, investigación de los medicamentos y atención sanitaria", ha concluido.

Para terminar este encuentro, Juan Mayor, Public & Government Affairs Manager de Boehringer Ingelheim España, ha señalado que el nuevo reglamento es "una oportunidad para armonizar el acceso de los datos y abre la puerta al aumento de la capacidad y competitividad de la UE a nivel mundial", ha finalizado.

Juan Mayol, Public & Government Affairs Manager en Boehringer Ingelheim.


Pedro Carrascal y Concha Marzo.


Borja Cabezón y Alejandro Costa, Government & Healthcare Affairs Project Manager de Boehringer Ingelheim.


Natalia Rapado, regional access de Boehringer Ingelheim; Marta Carrera, directora de acceso de Boehringer Ingelheim; y Denisse Quintiliano, directora de Comunicación de Boehringer Ingelheim.


Alejandro Costa, Ana López de la Rica y Borja Cabezón.


Axel Balog de Manko Bück, asesor de la diputada Susana Solís; y Susana del Río Villar.


Juan Mayol, Pedro Carrascal y Concha Marzo.


Julián García Vargas, exministro de Sanidad.


De Novartis: Natividad Calvente, Cestafe Corporate Affairs Head; y Rosemarie Neipp, Corporate Affairs Senior Manager.


Ana López de la Rica, Borja Cabezón, María Ángeles Benitez, Concha Marzo, Pedro Carrascal y Juan Mayol.


Ruth Pavón y Laure Yvenou, Government Affairs de Sanofi.


Susana del Río Villar y María Ángeles Benítez.


Belén Codina, Public Affairs Associate Director de Kreab España; y Borja Cabezón.


Enrique Castellón Leal, vicepresidente 1º del Colegio de Médicos de A Coruña; charla con Julián García Vargas.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.