Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Empresas > Industria

El desastre ruso de Boiron evidencia el desapego europeo con la homeopatía

En sus previsiones, la compañía reconoce que los ingresos operativos de 2017 son inferiores a los de 2016

Eduardo Barriga, CEO de Boiron en España.
El desastre ruso de Boiron evidencia el desapego europeo con la homeopatía
Redacción
Viernes, 26 de enero de 2018, a las 11:20
Poco a poco la homeopatía va a perdiendo terreno. En el último año, varias organizaciones científicas como la FDA, la European Academies Science Advisory Council (Easac) y la propia la Real Academia Nacional de Farmacia (RANF) se han posicionado contra esta pseudoterapia, que también afronta un momento difícil en el terreno económico. Al menos en Europa, sus ventas no paran de descender.
 
Así lo muestran los resultados que acaba de presentar la compañía francesa Boiron, el gigante de la homeopatía en el viejo continente. Según los resultados correspondientes a 2017 que acaba de presentar, sus ventas se redujeron un 7,3 por ciento, hasta los 155 millones de euros (ocho millones menos que en 2016).
 
Los ingresos de Boiron en Europa descendieron, concretamente, en el primer, segundo y cuarto cuatrimestre del año que acaba de terminar. La mayor caída de ventas se produjo entre mayo y agosto, con una reducción por encima del 13 por ciento.
 
 Sin embargo, más llamativo es todavía el desplome de esta empresa en Rusia, uno de sus espacios geográficos más estratégicos. Según los datos de la multinacional de pseudociencias, en este país las ventas se redujeron un 13,3 por ciento.

Esto ha provocado que, a pesar de que los ingresos en Estados Unidos y Francia se mantuvieran, la cifra total del negocio homeopático de la compañía gala cayera hasta los 310 millones de euros, tres menos que en 2016.
 
Previsiones negativas
  
Todo esto ha llevado a la compañía a admitir que, cuando se haga el cálculo de todo el año fiscal, no va a haber cifras positivas. “El ingreso operativo de 2017 debería ser inferior que en 2016”, reconoce en el documento de resultados.
 
Y ello a pesar de que en sus cotos clásicos de ventas, como Estados Unidos o Francia, Boiron ha mantenido los ingresos