Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:00
Empresas > Industria

El Comité de Medicamentos Huérfanos de la EMA tiene nueva presidenta

Se trata de Violeta Stoyanova-Beninska, de dilatada experiencia en Neurología, Psiquiatría y tratamientos del dolor

La sede de la EMA, en Londres.
El Comité de Medicamentos Huérfanos de la EMA tiene nueva presidenta
redacción
Viernes, 14 de septiembre de 2018, a las 12:00
El Comité de Medicamentos Huérfanos  de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha hecho oficial el nombramiento de su nueva presidenta, Violeta Stoyanova-Beninska, para los próximos tres años, según ha informado el organismo europeo en una nota.

Stoyanova-Beninska sustituye de esta forma a Bruno Sepodes, su antecesor en el cargo, que estuvo al frente del comité durante dos periodos de tres años, el máximo permitido por la EMA.

La nueva presidenta del Comité de Medicamentos Huérfanos es una profesional de dilatada trayectoria en las áreas de Neurología, Psiquiatría y tratamientos oftalmológicos, dermatológicos y del dolor. Desde 2007 trabaja en la Junta de Evaluación de Medicamentos Holandesa como asesora clínica y desde 2009 colabora con la EMA como asesora científica. En 2012 pasó a ser miembro del comité del que es presidenta desde este jueves.

Valoro la singular responsabilidad que tiene el Comité de Medicamentos Huérfanos para los pacientes que padecen enfermedades raras. Sobre la base de lo que se ha logrado en los últimos 18 años, desde que se estableció este comité, trabajaré con todos sus miembros y expertos para aprovechar su profesionalidad y espíritu de colaboración”, ha dicho Stoyanova-Beninska.

“Los medicamentos huérfanos tienen unos desafíos específicos que vamos a abordar incluyendo a todas las partes interesadas. Como presidenta me gustaría contribuir a reforzar la interacción u la comunicación de éste con otros comités científicos de la EMA y con socios internacionales”, ha continuado.

El Comité de Medicamentos Huérfanos de la EMA es el órgano encargado de evaluar la designación de los fármacos que se consideran huérfanos. Esta designación hace referencia a los medicamentos que se desarrollarán para el diagnóstico, prevención  o tratamiento de enfermedades raras, y da acceso a los incentivos ofrecidos por la Unión Europea para alentar a las empresas a investigar y desarrollar estos medicamentos que, de otro modo, no se fabricarían.