Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Empresas > Industria

El aumento de las comorbilidades del VIH exige un nuevo modelo asistencial

Cerca de 200 especialistas asisten a la reunión organizada por Gilead Sciences para avalar el fármaco Genvoya

El fármaco Genvoya aparece como recomendación de tratamiento preferente en las guías GeSIDA y DHHS.
El aumento de las comorbilidades del VIH exige un nuevo modelo asistencial
Redacción
Lunes, 23 de mayo de 2016, a las 17:00
La reunión organizada por la farmacéutica Gilead Sciences sobre la “Situación actual en el manejo del VIH: necesidades no cubiertas” contó con la participación de casi 200 especialistas en VIH, que apuntaron hacia un nuevo modelo asistencial. En este sentido, Rosa Polo, adjunta del servicio de infecciosas del Hospital de La Princesa de Madrid, aseguró que “el incremento de las comorbilidades está obligando a introducir cambios en el modelo asistencial, que serán más llamativos según vaya envejeciendo la población con VIH".

Polo demandó que los médicos de las unidades de VIH “tengan una sólida formación en Medicina Interna y en Patología Infecciosa, así como amplios conocimientos y experiencia en la propia infección por el VIH y sus enfermedades asociadas y en todas las facetas del tratamiento antirretroviral, incluidos el diagnóstico y manejo de sus efectos adversos, de sus interacciones medicamentosas y de la resistencia farmacológica frente a sus componentes”.

Tratamiento preferente

El fármaco Genvoya aparece como recomendación de tratamiento preferente en pacientes con infección por VIH-1 en el documento español de consenso de GeSIDA/Plan Nacional sobre el Sida respecto al tratamiento antirretroviral en adultos infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana. También aparece en las guías DHHS (EE.UU.) para el uso de agentes  antirretrovirales en adultos y adolescentes, donde lo encontramos como opción preferente de tratamiento antirretroviral de estos pacientes.

Indicado para el tratamiento de adultos y adolescentes infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH 1) sin ninguna mutación conocida asociada con resistencia a los inhibidores de la integrasa, emtricitabina o tenofovir, este fármaco está disponible en España desde el día 1 de mayo de 2016.