19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El 75% de las españolas padecerá al menos una infección por candidiasis

El 20 por ciento de las mujeres en edad fértil son portadoras asintomáticas de cándida

Fernández Moya, director médico de la Unidad de Menopausia y Diagnóstico Prenatal del Instituto de Medicina EGR de Madrid, con el equipo del congreso.
El 75% de las españolas padecerá al menos una infección por candidiasis
vie 10 junio 2016. 13.35H
Redacción
El 75 por ciento de las mujeres tendrá al menos un episodio de vulvovaginitis a lo largo de su vida. Así lo indica el estudio ‘La vulvovaginitis candidiásica recurrente’, donde se concluye que los probióticos vaginales una opción eficaz para la prevención y el tratamiento de esta problemática. Gynea, la división de Kern Pharma especializada en salud de la mujer, ha abordado esta temática en el marco del XIV Congreso Nacional de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

La vulvovaginitis es un problema que repercute de forma importante en la calidad de vida de las mujeres que lo padecen, porque conlleva síntomas como dolor, irritación o escozor al orinar, entre otros. “El 20 por ciento de las mujeres en edad fértil son portadoras asintomáticas de cándida sp en la microbiota vaginal normal, el origen más frecuente de las infecciones por hongos”, señala Fernández Moya, director médico de la Unidad de Menopausia y Diagnóstico Prenatal del Instituto de Medicina EGR de Madrid. “Es más, del 75 por ciento de las mujeres que padecerán un primer episodio de vulvovaginitis, el 45 por ciento tendrá un segundo episodio en los seis meses siguientes”, recalca.

Para la prevención y tratamiento de la vulvovaginitis candidiásica, aislada y recurrente, la AEEM incluye en sus protocolos de actuación el uso de probióticos vaginales, destacando su papel en la mejora de las tasas de curación cuando se usan como coadyuvantes en vulvovaginitis candidiásica y vaginosis bacteriana y en la prevención de las recurrencias.

Fernández, el probiótico vaginal ideal debe reunir unas características concretas como “una elevada capacidad de adhesión al epitelio vaginal, capacidad de supervivencia en tejido vaginal inflamado, resistente a antimicóticos y antibióticos, elevada capacidad de acidificación, inhibición de patógenos y con cepas que hayan demostrado su eficacia en estudios clínicos”. Y añade que “por primera vez disponemos de estudios in vitro e in vivo acerca de la eficacia de los probióticos vaginales”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.