La empresa norteamericana consolida su estrategia en terapia celular con su nueva planta en EEUU y en Europa

"BMS está a la vanguardia en las innovaciones de fabricación de CAR-T"
De izq. a dcha.: Chad Saward, Krishnan Viswanadhan, Ann Lee y Snehal Patel.


16 mar 2021. 17.50H
SE LEE EN 3 minutos
Más de un millón de personas en el mundo luchan contra la leucemia, el linfoma o los mielomas múltimples. Una serie de enfermedades en la sangre que provocan alrededor de 720.000 muertes al año en todo el planeta, un 7 por ciento de los fallecimientos de cáncer.

Las tasas de supervivencia en estas patologías han mejorado con los años gracias a la incorporación de nuevos tratamientos que son más efectivos para luchar contra ellas. Este es el caso de la terapia celular, CART-T, que ha conseguido mejorar el pronóstico de aquellos pacientes en los que el resto de terapias no habían dado los resultados esperados.

Desde Bristol Myers Squibb (BMS) han organizado un tour vitual por su sistema de producción de CAR-T donde han querido poner en valor la innovación y la seguridad de sus procesos de fabricación de estos tratamientos personalizados.

Aplicación de últimas tecnologías


En este encuentro han participado los principales responsables de terapia celular de la farmacéutica: Krishnan Viswanadhan, vicepresidente global en Cell Therapy Franchise Lead; Ann Lee, directora de Cell Therapy Development and Operations; Snehal Patel, vicepresidente global de Cell Therapy Manufacturing, y Chad Saward, director de Celgene, empresa especializada en el paciente perteneciente al grupo BMS.

Durante este evento virtual han dado a conocer el modo de producción de estos tratamientos con terapia celular. Tras el proceso de aféresis con la sangre del paciente, las células T recolectadas se envían a las instalaciones de BMS donde se someten a una “reprogramación” genética para convertirse en células CAR-T que tengan esos receptores agregados para reconocer las células cancerosas.

Después de este proceso, las células CAR-T se multiplican para crear la dosis apropiada para el paciente. Tras la producción de esta dosis,  “se someten a rigurosas pruebas y controles de calidad antes de enviarlo de vuelta al paciente en un centro de tratamiento CAR T”, señalaba Snehal Patel.

En este punto de priorizar la seguridad en los tratamientos, Anne Lee expuso la nueva planta que se está poniendo en marcha en Devens, Massachusetts donde se contarán con “las últimas tecnologías en a fabricación clínica y comercial de terapias celulares para pacientes con cánceres hematológicos agresivos”.

Nueva fabricación de CAR-T en Holanda


“Bristol Myers Squibb está a la vanguardia de las innovaciones de fabricación y estamos orgullosos de que nuestra nueva instalación de terapia celular en el área de Boston incluirá muchas tecnologías de próxima generación y los últimos sistemas digitales integrados”, afirmó Ann Lee, y añadió que se ha creado una red de fabricación a Estados Unidos y a nivel global para mejorar el suministro  de “estos productos transformadores a pacientes de todo el mundo ".   

Dentro de la estrategia de BMS en CAR-T, han señalado que al nuevo centro de Devens se unirá una nueva planta en Europea, concretamente en la localidad holandesa de Leiden, donde colaborarán con una compañía local. Una apuesta decidida por este tipo de tratamientos que da respuesta a más de 1.500 tratamientos en activo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.