Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Empresas > Industria

Bioibérica acata el dictamen de Autocontrol y retira su publicidad

Concretamente, el anuncio sobre su producto Oralvisc Metabolic

Luis Solera, director general de Bioiberica.
Bioibérica acata el dictamen de Autocontrol y retira su publicidad
Redacción
Miércoles, 05 de julio de 2017, a las 17:30
Bioibérica ha decidido retirar la publicidad que había difundido sobre su producto Oralvisc Metabolic después del duro dictamen sobre la misma que había emitido Autocontrol, asociación que vela porque la publicidad cumpla unas reglas éticas básicas, sobre la misma.
 
La compañía catalana precisa que, aunque no está adherida al sistema de autodisciplina de Autocontrol, “hemos procedido a revisar los textos publicitarios objeto de este procedimiento y hemos tomado la determinación de mejorarlos con el fin de solventar cualquier duda u opinión desfavorable respecto a lo establecido en la normativa de aplicación”.
 
Así lo indica el laboratorio en una carta que se ha enviado a la Secretaría Técnica de Autocontrol y a la que ha tenido acceso Redacción Médica,  en la que también ha informado de que ha procedido a “retirar dicha publicidad sobre nuestro producto Oralvisc con el fin de que el mensaje publicitario que le llegue al consumidor sea claro, transparente y adecuado a la normativa”.
 
Contraria a la legislación
 
Como ya contó este medio, Autocontrol cargaba contra la publicidad de Oralvisc Metabolic dado que se aseguraba lo siguiente: "Ha demostrado reducir el dolor y mejorar la movilidad de las articulaciones en las personas con sobrepeso". En opinión del jurado de la asociación, "no existía ninguna acreditación en la que poder amparar el mensaje que trasladaba la publicidad ".
 
Es por eso que el citado dictamen concluye que dicha publicidad contraviene la norma 2 del código deontológico que recoge que "la publicidad debe respetar la legalidad vigente y de manera especial los valores, derechos y principios reconocidos en la Constitución". Además, indica que "contraviene la legislación vigente" tanto española como europea y el Reglamento Europeo sobre declaraciones nutricionales y propiedades saludables en los alimentos, además del Real Decreto de publicidad y promoción de productos sanitarios.