Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Empresas > Industria

Atezolizumab, eficaz en carcinoma urotelial metastásico

Así lo indican los datos de un estudio de fase II presentados por Roche en ASCO

Severin Schwan, consejero delegado de Roche.
Atezolizumab, eficaz en carcinoma urotelial metastásico
Redacción
Lunes, 06 de junio de 2016, a las 10:30
La inmunoterapia con atezolizumab es una opción eficaz para el tratamiento del carcinoma urotelial localmente avanzado o metastásico, un tipo histológico que representa el 90 por ciento de todos los tumores de vejiga y que lleva casi tres décadas sin incorporar avances destacables.
 
Roche ha anunciado que en un estudio fase II, IMvigor210, este fármaco redujo el tamaño los tumores (tasa de respuesta objetiva, TRO) en un 24 por ciento (n=28) en pacientes con carcinoma urotelial localmente avanzado o metastásico (mUC) que no habían recibido tratamiento previo (primera línea) y que no fueron elegibles para la quimioterapia basada en cisplatino. De las personas que respondieron, el 75 por ciento (n=21) siguió respondiendo al tratamiento y la duración media de la respuesta (mDOR) no se había alcanzado en el momento del análisis. El 7 por ciento (n=8) de los pacientes participantes en el estudio lograron una respuesta completa (RC). La mediana de supervivencia global (SG) fue de 14,8 meses. El perfil de seguridad de Atezolizumab fue consistente con el observado en los análisis previos del estudio. Así lo ha demostrado el estudio fase II IMvigor 210, cuyos resultados se han presentado en la 52 Reunión de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO), con participación de siete hospitales españoles.
 
“Estos resultados representan una esperanza para los pacientes con la enfermedad avanzada cuando las opciones eficaces de tratamiento son limitadas”, según indica Roche en un comunicado. Como indica el doctor José Luis Pérez Gracia, oncólogo de la Clínica Universitaria de Navarra y uno de los especialistas participantes en el estudio, “los datos son muy positivos. En primer lugar, porque dan respuesta satisfactoria a la prueba de concepto planteada: demuestra que inducir al sistema inmunitario a combatir este tumor es una posibilidad válida en el manejo de una enfermedad que en su fase avanzada está muy necesitada de terapias activas”.
 
“Además”, añade este experto, “constatamos que la inmunoterapia logra un hito: que la respuesta al tratamiento se mantenga durante muchos más meses que la quimioterapia y que lo haga de forma menos tóxica. Comprobar que podemos estar pasando de no poder ofrecer algo realmente eficaz a lo contrario nos anima a seguir trabajando en beneficio de los pacientes que aún no cuentan con una terapia que funcione”.
 
En España se diagnostican unos 14.000 nuevos casos al año de cáncer de vejiga. El doctor Pérez Gracia aclara que es un tumor con buen pronóstico en fases iniciales pero muy recurrente y de difícil control cuando se extiende más allá de la vejiga. “En estos casos las líneas de quimioterapia disponible ofrecen resultados de duración muy limitada. Ahora con la inmunoterapia no es que respondan muchos más pacientes que con la quimioterapia: la diferencia estriba en que la duración de la mayoría de esas respuestas, un 85 por ciento-95 por ciento aproximadamente, son muy superiores. Suponen tener la enfermedad bajo control, que deja de crecer y de dar problemas al paciente con el consiguiente beneficio sobre la calidad de vida”, explica.