Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Empresas > Industria

Aspen planeó destruir fármacos para obligar a España a pagar más por ellos

Así lo revela ‘The Times’, que indica que la compañía pidió a Sanidad un incremento de precios del 4.000%

Los correos electrónicos publicados por 'The Times' revelan las malas prácticas de Aspen.
Aspen planeó destruir fármacos para obligar a España a pagar más por ellos
Redacción
Lunes, 17 de abril de 2017, a las 15:00
Una serie de correos electrónicos dados a conocer por The Times han revelado estrategias que ha venido empleando la compañía Aspen para lograr subidas de precios de sus productos, como la destrucción de los mismos o limitar el suministro como amenaza.
 
Estas estrategias también fueron empleadas en España, donde Aspen, que comercializa quimioterapias contra el cáncer como el busulfán o el clorambucilo, reclamó un aumento del precio de sus fármacos contra el cáncer del 4.000 por ciento. En medio de esta disputa, que tuvo lugar en 2014, la compañía suspendió la venta directa de cinco medicamentos, a pesar de tener existencias en los almacenes.
 
Los correos revelan que en octubre de aquel año uno de los empleados de la multinacional farmacéutica sudafricana en Irlanda preguntó qué hacer con dichas existencias, y un alto ejecutivo le respondió que “las únicas opciones serán donarlas o destruirlas” si el Gobierno español no cedía a los precios pedidos. Fuentes de la compañía no han desmentido la destrucción de producto.
 
Las sospechas de este tipo de estrategias provocaron que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) le abriera en febrero de 2017 un expediente a Aspen, por “el desabastecimiento deliberado del mercado nacional de ciertos medicamentos con objeto de eludir el precio intervenido aplicable en el mercado español e importarlos de otros países europeos”.
 
Amenazas
 
Pero esta fórmula de ‘negociación’ no solo se empleó en España. En 2013, la compañía amenazó con dejar de suministrar sus fármacos a Italia si no había incremento de precios. Presuntamente, Italia se habría enfrentado a un periodo de escasez de estos productos , igual que otros países europeos como Alemania, Grecia y Bélgica