Los nefrólogos Aleix Cases y José María Portolés abordan la atención para esta complicación frecuente en patología renal

"La vía oral es la clave para mejorar el tratamiento de la anemia renal"
Los nefrólogos Aleix Cases (Hospital Clinic de Barcelona) y José María Portolés (Hospital Puerta de Hierro de Madrid).


05 dic 2022. 08.00H
SE LEE EN 9 minutos
La anemia es una de las complicaciones más comunes dentro de la enfermedad renal y tiene una alta incidencia en la calidad de vida de los pacientes. Cansancio, falta de concentración, dificultad para dormir... las personas que la sufren deben comenzar un tratamiento pautado por un profesional tan pronto como se diagnostique. 

En la actualidad, los profesionales sanitarios echan en falta visibilidad y multidisciplinariedad en el abordaje de esta patología. Esto ha sido una de las conclusiones del último Congreso de la Sociedad Española de Nefrología (SEN). En este encuentro se celebró el simposio titulado 'El proceso integrado del manejo de la anemia renal: retos y oportunidades' en el que participarón los nefrólogos José María Portolés, del Servicio de Nefrología del Hospital Puerta de Hierro (Madrid); y Aleix Cases, del Hospital Clinic de Barcelona.

En esta entrevista con Redacción Médica, los especialistas desgranan los actuales y futuros retos en el abordaje de la anemia renal, hacia dónde se dirigen las nuevas terapias y qué papel juegan los pacientes en todo este proceso. 

Recientemente han participado en un simposio sobre el proceso integrado del manejo de la anemia por enfermedad renal crónica. ¿Cuáles son las principales conclusiones que se llevó tras este encuentro?

José Portolés: La conclusión principal es que es necesario un abordaje integral del proceso de la anemia en todos los escenarios en los que interactúa el paciente renal con un médico, con independencia de la especialidad del profesional o del grado de anemia que tenga el paciente. El abordaje tiene que ser trasversal. Tenemos un buen tratamiento disponible, pero hay áreas de mejora y esa mejora puede venir de un perfeccionamiento del manejo de lo que tenemos disponible o de nuevos fármacos que vienen en camino.

¿Qué destacarían de los temas abordados durante la jornada? 

Aleix Cases: En este simposio se habló de problemática actual en el manejo de la anemia renal, así como qué es la vía del factor inducible por hipoxia (HIF) y su papel sobre la regulación de la eritropoyesis. Tambien se discutieron los efectos clínicos de los nuevos estabilizadores de HIF, nuevos fármacos activos por via oral que estimulan la producción de hematíes a través de una eritropoyesis coordinada, a diferencia de los agentes estimuladores de la eritropoyesis (AEE) actuales, que deben administrarse por via subcutánea o intravenosa

¿Cómo valora la formación médica en el manejo de anemia por enfermedad renal crónica en España? ¿Cómo podría mejorarse?

José Portolés: La formación médica es razonablemente buena. Si hacemos un poco de historia, el gran hito en el tratamiento de la anemia fue de disponer deritropoyetina recombinante, que no fabrica el paciente enfermo renal. Esto viene de 1998. En toda esa etapa la anemia, también cuando llegó el posterior tratamiento con hierro, era un tema muy frecuente en las acciones de formación y había un conocimiento muy extenso. Una vez que se consolidó el tratamiento en la práctica clínica diaria, dejó de considerarse necesario dar mucha formación en el tema y pasamos un periodo en el cual había pocas opciones de formación. Hemos vuelto a ser conscientes de que las nuevas generaciones les faltaba ese conocimiento, no solo de cómo se trata la anemia y cómo se diagnostica, sino todos los tratamientos que hay detrás.

El mayor problema es que se simplifique demasiado. Hemos remontado el interés por la anemia y ya está teniendo su propio espacio. Siempre se puede mejorar con estas acciones de formación estructuradas y dirigidas a la población general. Es bueno que los propios pacientes conozcan la importancia de la anemia. Hoy en día el conocimiento de los profesionales es muy bueno, aunque siempre se puede mejorar. 


"Es importante que los pacientes conozcan la importancia de la anemia"



¿Creen que este tipo de simposios profesionales ayudan a mejorar el manejo de la anemia dentro de la enfermedad renal crónica?

Aleix Cases: Hasta hace pocos años la anemia renal se ha considerado la como una complicacion relativamente sencilla de manejar, simplificandola excesivamente, pero ultimamente el concepto ha cambiado y se ha demostrado que la anemia renal es compleja y que existen retos pendientes. Por ello, estos simposios ayudan a profundizar en el manejo de esta, lo que redunda en un mejor tratamiento de los pacientes.

¿Qué importancia tiene la anemia dentro de la enfermedad renal crónica?

José Portolés: La enfermedad renal crónica es muy frecuente y solo da problemas clínicos visibles para el paciente cuando esta muy avanzada. Según diferentes estudios, si contamos cualquier tipo de enfermedad renal, aproximadamente un 12 por ciento de la población tiene algún grado. Es una enfermedad silente, porque hasta que no inciden mucho no se pide asistencia clínica, así que tiene el peligro de pasar desapercibida.

La anemia forma parte de esta enfermedad porque el riñón es quien regula la producción de sangre. Según avanza la enfermedad renal, es cada vez más frecuente. Además, es importante porque tiene impacto en la calidad de vida del paciente: cansancio, fallos de concentración, dormir mal, pérdida de libido… tiene muchos efectos en esferas de la calidad de vida y además se asocia una aumento de riesgo cardiovascular y muerte.

¿Cómo se realiza el manejo del paciente con anemia en España? 

Aleix Cases: El manejo de la anemia renal en España es aceptable aunque existen oportunidades de mejora. Por supuesto, hemos mejorado a lo largo de los años, porque primero utilizamos solo AEE en los 90, despues reconocimos la importancia de la ferroterapia y ahora el abordaje de la misma es multifactorial y mas integrado.


"Las terapias para la anemia renal avanzan hacia tratamientos más personalizados"



¿Hacia dónde avanza?

Aleix Cases: Hacia un tratamiento mas individualizado de la anemia renal teniendo en cuenta la calidad de vida del paciente, así como el balance riesgo-beneficio de conseguir determinados niveles de hemoglobina, considerando las dosis de AEE, que deben ser las menores necesarias para alcanzar el objetivo de hemoglobina, a la vez que se minimizan los riesgos asociados al tratamiento con AEE.

¿Qué otras implicaciones tiene la anemia en estos pacientes además del cansancio?

Aleix Cases: La anemia, como hemos comentado anteriormente, impacta negativamente sobre la calidad de vida del paciente, pero es ademas un factor multiplicador del riesgo cardiovascular, de hospitalización, de mortalidad y de progresión de la ERC en esta población, por lo que requiere un diagnostico y tratamiento precoces.

¿Qué tratamientos existen actualmente? ¿Cómo evoluciona el paciente?

Aleix Cases: En la actualidad contamos con la ferroterapia oral o intravenosa y los AEE. En algunos casos mas severos, los pacientes pueden requerir transfusiones sanguíneas cuando hay una anemia severa, aunque deben evitarse en lo posible por los riesgos asociados

¿Cómo han ido evolucionando las alternativas terapéuticas?

José Portolés: Ahora las terapias de hierro son más cómodas por vía intravenosa, y estos hierros van más protegidos para que el cuerpo los utilice de manera prolongada. En el caso de las eritropoyetinas, casi todo el desarrollo ha sido hacia buscar intervalos de administración más largos. Las primeras eran cada 48 horas y ahora hay en el mercado algunas que se puede inyectar cada dos semanas.

¿Cubren todas las necesidades de los pacientes y de los médicos?

Aleix Cases: Los tratamientos actuales no cubren todas las necesidades de los pacientes y los profesionales y existen retos pendientes como la adherencia o la tolerancia a la ferroterapia oral, la resistencia a los AEE o la variabilidad de la hemoglobina con el tratamiento, entre otros.


"Los nuevos tratamientos deben dirigirse a buscar intervalos de administración más largos" 



¿Cómo ha cambiado la implicación del paciente en la anemia renal?

José Portolés: El modelo antiguo paternalista, en el que se le contaba o no las cosas al paciente, ha evolucionado a un entorno en el que este puede opinar sobre sus tratamientos. Creemos que en la anemia tiene su cabida. Y como es una enfermedad con mucha sintomatología, es un campo indicado para la calidad de vida del paciente. 

¿Es clave que un medicamento para estos pacientes se administre por vía oral?

Aleix Cases: La administración oral puede ser especialmente interesante en pacientes con ERC no en diálisis o en diálisis domiciliaria pues no precisan de administración subcutánea, no necesitan conservarse en frío, lo cual puede ser una ventaja, especialmente en determinados pacientes.

José Portolés: Al final la  eritropoyetina siempre es inyectada, y el hierro, aunque se puede administrar por vía oral, como aquí los requerimientos son altos, también se pone por via intravenosa. La vía oral sería clave para mejorar el tratamiento de la anemia renal. 

¿Qué le pediría a un nuevo fármaco para la anemia?

Aleix Cases: Que sea eficaz y seguro, que disminuya las necesidades de hierro a través de optimizar la ferrocinética, que su respuesta sea independiente del estado inflamatorio de los pacientes, que mantenga estables los niveles de hemoglobina y/o reduzcan su variabilidad y con bajo riesgo de interacciones farmacológicas, entre otros.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.