20 mar 2019 | Actualizado: 23:30
jue 14 febrero 2019. 13.10H
La fijación del precio de los medicamentos afronta estos tiempos cambio de paradigma en el que el coste-efectividad no va a ser el único criterio que se tenga en cuenta, sino que se va a abogar por un pago basado en resultados en salud. Precisamente, para poder facilitar la labor de decisores, investigadores y clínicos, la farmacéutica Chiesi ha impulsado la publicación de El Ánálisis de Decisión Multi-Criterio en el ámbito sanitario, una obra donde, como ha señalado José Luis Poveda, jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital La Fe, se pone de manifiesto que "el modelo multicriterio es la democratización de la fijación del precio de los medicamentos".


"En España hace falta un modelo de país en política farmacéutica"


Este libro busca servir de hoja de ruta para los responsables de tomar esta decisión estableciendo las bases del modelo de decisión multicriterio. Carmen Basolas, directora de Relaciones Institucionales, Market Access y Comunicación de Chiesi España, ha subrayado que en España "hay una problemática seria y una gran dificultad en la posibilidad de introducir la innovación. Esto es algo que pone en peligro algunos principios universales de nuestro sistema de salud". Además, Basolas ha hecho hincapié en que "en los tiempos actuales, la colaboración con la industria farmacéutica es básica". 

En la presentación del libro también ha estado presente Álvaro Hidalgo, presidente de la Fundación Weber, quien ha destacado que el "análisis de decisión multicriterio es algo que en muchos países ya se ha incorporado y en lo que el actual Ministerio de Sanidad está trabajando. Ese modelo sirve para valorar la innovación farmacéutica de acuerdo a una serie de criterios consensuados y con dos características: deben ser transparentes y una ponderación determinada".

Nuevos criterios a valorar


Estos criterios irían más haya del típico coste- efectividad y en el libro se plantean algunos tanto clínicos como no clínicos: disponibilidad presupuestaria, resultados comunicados por el paciente, adherencia, gravedad de la enfermedad, existencia de alternativas, etc. Para Hidalgo, se trata de un paso muy importante porque "nos permite reglar, transparentar y hacer más inteligible la labor de las comisiones que deciden el precio de los medicamentos". En este sentido, Poveda ha defendido que "la decisión multicriterio no es una herramienta, es un cambio de filosofía". 


"Ahora las compañías farmacéuticas no saben con qué criterio se fija el precio de sus productos"


El farmacéutico ha explicado que el objetivo de este modelo no es la sostenibilidad económica, sino "hacer partícipe a la sociedad en el establecimiento del valor del medicamento. No sé si se va a ahorrar o no, pero se va a invertir teniendo en cuenta criterios transparentes. Además, favorece la discrecionalidad, es decir, las compañías farmacéuticas van a saber qué criterios se utilizan para fijar el precio de sus productos, algo que ahora no se conoce". 

Este especialista también ha destacado que "en una década prodigiosa como en la que nos encontramos, ya que nunca en la historia hemos encontrado tantos fármacos para curar enfermedades, la presión es cada vez mayor para combinar la selección de medicamentos innovadores combinada con el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad económica del sistema. Los decisores han estado trabajando en diferentes fórmulas, pero no se ha establecido el umbral que nosotros como sociedad queremos poner para la financiación de fármacos".

En este contexto, "la incorporación de otras variables y criterios tiene mucha relevancia. Hay que incluir a los pacientes en la toma de decisiones. Si ya era difícil la evaluación solo con coste-efectividad, ahora este modelo lo complica más. Pero es que es la propia sociedad la que va a exigir resultados a sus pagadores". 

¿Ralentizará la inestabilidad política el cambio de modelo?


Uno de los temas que se ha abordado a lo largo de la jornada es el efecto que va a tener en este cambio de paradigma la inestabilidad política que afronta el país. Algo que para los presentes no va a resultar un gran problema. Poveda considera que "la valoración de resultados de salud no es un tema de orientación política. La valoración de resultados va a llegar". 

Por su parte, Hidalgo ha manifestado que "en el ámbito de la evaluación de medicamentos tenemos siempre muy mala suerte. Cuando está a punto de salir un proyecto se agota la legislatura. Creo que muchas veces nos quejamos de que tenemos un sistema muy descentralizado. Pero precisamente una de las cosas que tiene el Ministerio de Sanidad es la política farmacéutica y no se le ha dado la importancia que merece. Hace falta un modelo de país en política farmacéutica". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.