Un paciente de linfoma de Hogdkin se cura tras contagiarse de Covid-19

Un estudio plantea que la infección por SARS-CoV-2 desencadena una respuesta inmunitaria antitumoral

Un paciente de linfoma de Hogdkin se cura tras contagiarse de Covid-19
mar 26 enero 2021. 16.30H
Un caso publicado en la British Journal of Haematology sobre un hombre de 61 años que fue remitido al servicio de Hematología por linfoma de Hodgkin clásico, y que se le diagnosticó neumonía por SARS-CoV-2 positivo por PCR, plantea la hipótesis de que la infección por coronavirus podría desencadenar una respuesta inmunitaria antitumoral, como en el contexto de Hodgkin de alto grado.  

DIRECTO | Última hora y novedades del coronavirus Covid-19

El historial clínico del paciente señala que recibía hemodiálisis por insuficiencia renal terminal secundaria a nefropatía por IgA. Había estado sin terapia inmunosupresora durante tres años después de un trasplante renal fallido. La biopsia con núcleo de aguja de un ganglio supraclavicular demostró linfoma de Hodgkin clásico positivo al virus de Epstein-Barr (VEB). La tomografía por emisión de positrones con fluorodesoxiglucosa / tomografía computarizada reveló una enfermedad ávida en estadio III. Poco después del diagnóstico, ingresó con dificultad para respirar y sibilancias y se le diagnosticó neumonía por SARS-CoV-2 positivo por PCR. Después de 11 días de atención, fue dado de alta para convalecer en su casa. No se administró corticosteroide ni inmunoquimioterapia.

"Cuatro meses después, la linfadenopatía palpable se había reducido y una exploración PET / CT provisional reveló una resolución generalizada de la linfadenopatía y una reducción de la captación metabólica en todas partes (imagen derecha e imagen complementaria). La PCR viral del VEB también había caído a 413 copias / ml (log 10 2 · 62)", explica el estudio del caso.

A partir de este hallazgo, surge la hipótesis de que de la respuesta inmunitaria antitumoral, como se ha descrito con otras infecciones en el contexto del linfoma de Hodgkin de alto grado. En esta línea, los autores concluyen que "los supuestos mecanismos de acción incluyen reactividad cruzada de células T específicas de patógenos con antígenos tumorales y activación de células asesinas naturales por citocinas inflamatorias producidas en respuesta a la infección".


Viroterapia oncolítica


En este contexto, Lidia Franco-Luzón, del Instituto de Investigaciones Biomédicas Idibell del Área Cáncer y Genética Molecular Humana, ha señalado desde su cuenta de Twitter que “el concepto de que las infecciones víricas sean capaces de producir remisión del cáncer no es algo nuevo. De hecho, el concepto de la viroterapia oncolítica surge precisamente de la observación de que ciertos pacientes oncológicos mejoraban tras sufrir infecciones", ha expresado.

La experta ha argumentado que esta terapia "se consigue modificando los virus salvajes para que sean especialmente eficaces a la hora de infectar y lisar (destruir) aquellas células con defectos o características concretas.De esta manera, cuando una célula tumoral se lisa y libera partículas virales, el sistema inmunitario del paciente es capaz de detectar a ese invasor, y generar una respuesta completa no sólo contra el virus, sino contra el tumor".

Respecto a las ventajas de la viroterapia oncolítica Franco-Luzón ha señalado que "es una terapia segura (los efectos secundarios son mínimos, caracterizados principalmente por estados febriles) y su administración puede ser local o sistémica dependiendo de la decisión médica para cada paciente".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.