La biología molecular, clave para detectar enfermedad residual en leucemias

El Grupo de Biología Molecular de la SEHH ha celebrado su reunión anual

María Teresa Gómez Casares.
La biología molecular, clave para detectar enfermedad residual en leucemias
lun 24 junio 2019. 16.30H
El Grupo de Biología Molecular en Hematología de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha celebrado su reunión anual, en la que se han abordado los últimos avances de las técnicas de secuenciación masiva de segunda generación en el ámbito de la patología mieloide y de los linfomas.

Según María Teresa Gómez Casares, del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y presidenta del Grupo, “la biología molecular ha desempeñado un papel clave en los estudios para el diagnóstico de la enfermedad mínima residual en las leucemias agudas y en la leucemia mieloide crónica”.

También ha adquirido “gran relevancia en el estudio de las neoplasias mieloproliferativas y de los factores pronósticos, que podrían condicionar la elección del tratamiento en la leucemia linfática crónica”.


Mecanismos moleculares de las enfermedades



"Los hospitales tendrán que estar preparados para implementar aquellas técnicas para el estudio de las alteraciones moleculares que hayan demostrado ser relevantes"


La presidenta del Grupo de Biología Molecular afirma que, en el futuro, servirá para conocer los mecanismos moleculares implicados en las distintas enfermedades, “que conllevará el desarrollo de terapias dirigidas más eficaces y menos tóxicas”.

Por tanto, “los hospitales tendrán que estar preparados para implementar aquellas técnicas para el estudio de las alteraciones moleculares que hayan demostrado ser relevantes”, asegura.


Enfermedad de von Willebrand


El Grupo ha dedicado este año una charla al estudio molecular de la enfermedad de von Willebrand, un trastorno de la coagulación de carácter hereditario que también puede ser adquirido.

“La identificación de la mutación causante en cada caso de la enfermedad de von Willebrand podría ser crucial para su diagnóstico preciso, así como para el estudio de los pacientes y sus familiares cuando es necesario un diagnóstico prenatal”, sostiene Casares.


Secuenciación masiva de segunda generación


Entre los proyectos en marcha del grupo están los estudios basados en técnicas de secuenciación masiva de segunda generación en leucemia mieloide aguda y en leucemia mieloide crónica, con los que se espera contribuir al conocimiento de los mecanismos moleculares implicados en el desarrollo de la leucemia mieloide aguda y en la resistencia de tirosina quinasa en la crónica.

“Asimismo, durante el último año hemos editado un manual formativo para el estudio de las neoplasias mieloproliferativas que tenemos previsto ampliar con un curso on-line”, ha finalizado Casares.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.