Un estudio de la SEHH revela que en la mayoría de casos hay dificultades de conexión y escasa implementación

Insatisfacción en Hematología por las herramientas del SNS en telemedicina
Ramón García Sanz, presidente de la SEHH.


06 abr 2022. 12.20H
SE LEE EN 3 minutos
El 60 por ciento de los profesionales de la hematología se encuentra poco o nada satisfecho con las herramientas en telemedicina disponibles en el centro laboral (teléfono, correo electrónico y correo postal, fundamentalmente), por dificultades de conexión y escasa implementación. Es uno de los datos extraídos de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), entre abril y junio de 2021, con el objetivo de medir la utilización y valoración de las herramientas digitales disponibles en el entorno sanitario por parte de los profesionales de la Hematología y su aplicabilidad en la práctica clínica.

El 42 por ciento califica su nivel de conocimiento en el uso de estas tecnologías como alto o muy alto, dándose una oportunidad formativa importante en el 58 por ciento restante, que califica dicho conocimiento como medio, bajo y muy bajo.

Hasta un 20 por ciento reconoce haber recibido algún tipo de formación en el uso de herramientas de telemedicina. El entendimiento innovador de la tecnología (69 por ciento), la capacidad de gestionar el tiempo (60 por ciento) y la habilidad de comunicarse de forma clara y concisa (47 por ciento) son los aspectos formativos de mayor interés entre los entrevistados.

Formación online masiva en Hematología durante la pandemia


Otro de los principales datos de la encuesta, es que el 98 por ciento de los profesionales de la Hematología ha recibido algún tipo de formación online durante la pandemia, invirtiéndose una media de siete horas semanales en la mayoría de los casos.

El 83 por ciento se muestra satisfecho y muy satisfecho con la formación a distancia, pese no haber contado con días libres para realizarla. Además, un 85 por ciento prefiere que tales actividades formativas sean impartidas por las sociedades científicas. Por otro lado, un 63 por ciento de los profesionales de la hematología se muestra deseoso de participar en formaciones para comprender mejor las nuevas tecnologías aplicadas a la investigación clínica, como la ciencia de datos y el ‘big data’ (74 por ciento) o la inteligencia artificial (62 por ciento).

Mientras tanto, más del 60 por ciento utiliza muy frecuentemente las historias clínicas electrónicas en los procesos de investigación clínica de su centro laboral. Un 50 por ciento considera que las herramientas aplicadas en dichos procesos son moderadamente eficaces, frente a un 14 por ciento que no las considera eficaces en absoluto. En relación con el grado de conocimiento en el uso de dichas herramientas, el 50 por ciento afirma poseer un nivel medio y solo el 8 por ciento reconoce haber recibido algún tipo de formación.

La mayoría de los profesionales de la hematología encuestados son mujeres mayores de 40 años que pertenecen a la Generación X (los nacidos entre 1965 y 1981). Se han adaptado a nuevas costumbres a causa de la llegada de Internet y les gusta trabajar en equipo. Tienen aspiraciones y valoran su desarrollo profesional. Trabajan en grandes hospitales (más de 500 camas) del sistema sanitario público.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.