24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:50
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

Confunde una leucemia con un resfriado y llama “paranoica” a una familiar

Una madre acudió a Urgencias porque su hija tenía erupciones cutáneas. Le dijeron que tenía un virus, pero era cáncer.

Kayleigh Chapman asegura que en el hospital le hicieron sentirse como una "madre paranoica". Foto: Facebook de Kayleigh Chapman
Confunde una leucemia con un resfriado y llama “paranoica” a una familiar
Redacción
Miércoles, 31 de mayo de 2017, a las 09:05
Kayleigh Chapman es una madre de Worcestershire, en Inglaterra, que empezó a preocuparse por su hija Lily-Mae, de cinco años, cuando comprobó que tenía mucha tos y, sobre todo, vio cómo le salían erupciones cutáneas en la piel, un síntoma revelador de algunas formas de cáncer.

Sin dudarlo un momento, llevó a su niña al Urgencias para que la atendiera un especialista. Allí topó con una enfermera en prácticas, que no dudó en asegurar que se trataba sencillamente de un resfriado que había cogido Lily y que el mejor remedio era curarse en casa haciendo reposo.

A los dos días y viendo que la tosa era más fuerte y las erupciones iban en aumento, la madre volvió al hospital en busca de una segunda opinión. Allí, el médico de cabecera procedió a hacerle un análisis de sangre y se confirmó el peor diagnóstico posible: leucemia linfoblástica aguda.

"Madre paranoica"

Según informan los medios ingleses, la pequeña ya se está sometiendo a las sesiones de quimioterapia. Su madre, que reconoce que está "enfadada porque debían haberle hecho un chequeo más estricto", asegura que en el centro hospitalario le hicieron sentirse como "una madre paranoica y que estaba sobreactuando".

Ahora centra su lucha en apoyar a su hija en esta batalla contra el cáncer: "No tiene sistema inmunológico, por lo que se llega a tener un resfriado podría recaer mucho más fuerte. Está siendo muy valiente, sabe que perderá el cabello pero que va a volver a crecer".