Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Conocimiento > Gestión

Tres de cada cuatro directivos perciben un difícil acceso a la innovación

Según la encuesta realizada a los participantes en el debate-coloquio sobre las nuevas formas de gestionar la salud

Todos los participantes del 'debate coloquio Sedisa-ANDE'.
Tres de cada cuatro directivos perciben un difícil acceso a la innovación
José A. Puglisi
Jueves, 30 de marzo de 2017, a las 20:40
La innovación en el norte de la gestión sanitaria. Al menos para el 71 por ciento de los directivos de la salud que han participado en la encuesta presentada durante el ‘debate coloquio Sedisa-ANDE: calidad, innovación, evaluación y sostenibilidad. ¿aprendiendo una nueva forma de gestionar la salud?’, celebrado en el 20º Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria. En este sentido, se ha reclamado un acceso que destaque por su facilidad para ser implementados dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El evento, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), ha revelado que, así como ha explicado Joaquín Estévez Lucas, presidente de Sedisa, el acceso a la tecnología será fundamental al establecer los nuevos pilares de la calidad asistencial. A lo que suma que, según el 44 por ciento de los entrevistados, es “prioritario crear una bolsa específica de presupuesto o financiación para innovación”, mientras que el 64 por ciento ha recomendado realizar una visión integral y estratégica para la implementación de las TIC.

“Hace falta un aumento en la financiación finalista, pero este no es el único problema”, ha matizado Pedro Lara Jiménez, presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR). Al contrario, pone el énfasis en “llegar a mejores acuerdos que ayuden a su implementación, incluidos las posibilidades valoradas en la colaboración pública-privada”. Consciente de la relevancia de su gasto, apunta que “los resultados de la salud son la ‘máquina de la verdad’, lo que permitirá contar con una visión más completa de las iniciativas y del impacto real que tendrá en el sistema”.

Alejandro Toledo Noguera, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes Crónicos; Inmaculada Moro Casuso, subdirectora de Enfermería de la OSI Barrualde-Galdakao; Manuel Santiñá Vila, presidente de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA); Joaquín Estévez Lucas, presidente de Sedisa; Pedro Lara Jiménez, presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR); Pilar Saura Agel, miembro de la Healthcare Information and Management Systems Society (Himss); y José Miguel Cisneros Herreros, vicepresidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.


En la misma línea, Lara Jiménez recomienda “empezar a desinvertir con el objetivo de contar con más recursos que nos permitan destinar fondos a las áreas más prometedoras y no en aquellas que han quedado obsoletas”. El cambio, sin embargo, tendrá que ir de la mano de un exigente proceso de medición. “Hay que marcar objetivo con indicadores que permitan comparar entre comunidades autónomas y ofrecer los resultados precisos a la sociedad”, ha precisado Manuel Santiñá Vila, presidente de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA).

Unos datos que, según indica, “ayudará a conseguir un acceso más rápido al acceso de la innovación y contando con los instrumentos que permitan reducir los tiempos de espera y, en un plazo mayor de tiempo, crear planes estratégicos integrales que estén integrados dentro de la cultura de la calidad de los centros”. No obstante, lanza una advertencia: “el proceso de la comunicación es fundamental en el acceso de la innovación, dotando de calidez a los modelos y profesionales. De lo contrario, se tendrá una estructura muy distante y fría”.

Evaluación y Cronicidad

Jesús Sanz Villorejo, presidente de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), ha presentado otros resultados de la encuesta realizada durante el debate, en los que se percibía que el 78 por ciento de los participantes estimaban que la innovación llevará a una evolución de los procesos de evaluación, así como en la atención de la cronicidad. Justamente, la recopilación de la información ayudará, según el 73 por ciento, a contar con mejores herramientas para trabajar en la mejora de los centros y de los sistemas, pero destacando en todo momento la necesidad de realizarlo desde la máxima transparencia.

Entre las áreas a mejorar, Miguel Ángel Calleja Hernández, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), ha criticado que "no manejamos resultados de salud integrales, por lo que ofrecemos una información incompleta, siendo necesario que se apueste por unos contadores finalistas. Algo para lo que, evidentemente, se requiere de una tecnología que facilite la incorporación de los datos en una sola operación”.


Carlos Sisternas Suris, director de la Federación Española de Empresas de Tecnologías Sanitarias (Fenin); Cristina Contel Bonet, presidenta de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE); Antonio Manfredi Díaz, representante del Foro Español de Pacientes; Jesús Sanz, presidente de ANDE; María Dolores del Pino y Pino, presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN); Alfredo Carrato Mena, vicepresidente de la Fundación ECO; y Miguel Ángel Calleja Hernández, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).


“La innovación no deberá ser solo vista como un éxito por sí misma. No toda creación es innovación, ya que su verdadero valor recae en la repercusión que tenga en el mercado y los pacientes se puedan beneficiar del mismo”. Apunta Cristina Contel Bonet, presidenta de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), quien recuerda que todos los avances deben favorecer “el equilibrio entre los entes que participan en el sistema”.

La voz de las TIC

Las TIC son un gran protagonista de la innovación. “Una herramienta de la que somos dependientes y, aunque es muy sigilosa, bastará que un día fallen para que se perciba su importancia”, ha puntualizado Inmaculada Moro Casuso, subdirectora de Enfermería de la OSI Barrualde-Galdakao. “A veces, tenemos un F-1 en tecnología, pero vemos que es conducido como si se tratase de un 600. Es evidente que hay que organizar cambios en las instituciones para adaptarle a las nuevas necesidades”, agrega.

En esta línea, Pilar Saura Agel, miembro de la Healthcare Information and Management Systems Society (Himss), ha puesto de relieve los beneficios que se han logrado desde las TIC, donde las E-Consultas o las plataformas integrales han permitido evitar que los pacientes sean ingresados innecesariamente o, al contrario, atender a distancia a quienes afrontan una situación de peligro.

De ahí que “los pacientes sean los principales promotores del uso de la tecnología para luchar contra los efectos adversos de la enfermedad, así como ayudar en los cuidados paliativos de los crónicos”, ha concretado el vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes Crónicos, Alejandro Toledo Noguera.

La sala durante el 'debate coloquio Sedisa-ANDE'.