Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:10
Conocimiento > Gestión

Los médicos quieren excluir a todo 'no sanitario' del mando de UGC en 2026

El Real Decreto de Gestión Clínica está en manos del Consejo de Ministro, a la espera de su publicación

Francisco Elola, director de la Fundación IMAS; Carlos Macaya, presidente de Facme, Miguel Ángel Sánchez, presidente del Icomem; y Fernando Carballo, vicepresidente de Facme.
Los médicos quieren excluir a todo 'no sanitario' del mando de UGC en 2026
José A. Puglisi
Jueves, 06 de octubre de 2016, a las 14:30
Una década. Ese es el período que tardarían los profesionales sanitarios, de permanecer el actual modelo de servicio sanitario, en ocupar cargos de responsabilidad intermedia en los centros de salud, como pueden ser las unidades de gestión clínica, según estima Fernando Carballo, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (Facme). No obstante, advierte que quedan muchos retos por superar en los próximos años, siendo el más estratégico la descentralización en la toma de decisiones.

El presidente de Facme, Carlos Macaya, ha apuntado durante las jornadas ‘Qué es y qué no es la gestión clínica’ que “los profesionales sanitarios son auténticos protagonistas en la implementación de las unidades de gestión clínica. Son ellos quienes asumen tanto la responsabilidad como la toma de decisiones a la hora de distribuir y utilizar los recursos materiales y humanos”. En este sentido, ha destacado la importancia de “evitar que con el cese de la crisis económica se reduzcan los esfuerzos por su implementación”.

Un impulso que podría llegar con la aprobación del Real Decreto de Gestión Clínica, un proyecto que “actualmente está en manos del Consejo de Ministros, ya que ha superado todos los controles y trámites establecidos, incluidos los del Ministerio de Hacienda”, ha precisado Macaya. Sin embargo, estima que la situación política ha retrasado que sea publicado, “debido a la polémica que podría generar en la sociedad”.

A la espera de la publicación de la nueva normativa, desde Facme destacan la necesidad de continuar con la formación de sanitarios en competencias de gestión que permitan “desarrollar la clínica de la forma más eficiente posible, desde la perspectiva de calidad y ahorro”. Ante las propuestas de incluir estos conocimientos en el programa de estudio del grado o del MIR, el presidente de la Federación puntualiza que “no es competencia de la Medicina”, aunque reconoce que es abordada paralelamente a través de electivas y cursos de capacitación.

La postura ha sido reafirmada por Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), quien ha adelantado que “tenemos en mente desarrollar un programa de formación específico para que seamos los que estemos en los puestos directivos de los centros sanitarios”. 

Sin olvidar al ciudadano

Fernando Carballo, quien advierte que sin una buena gestión hospitalaria se generarían graves efectos en la salud pública como la reducción de la expectativa de vida, reconoce la necesidad de que los ciudadanos también participen en la gestión hospitalaria. “En la asistencia se ha visto una evolución durante los últimos 20 años, lo mismo ocurrirá en el resto de áreas, siendo importante que los españoles tomen decisiones en los organismos donde actualmente está la Administración Pública”. No obstante, hace una salvedad: “en este punto hablamos de ciudadanos y no de pacientes, quienes tienen un estigma que les hace velar, prioritariamente, por sus intereses”.