Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:00
Conocimiento > Gestión

El caso Fernández Díaz, "punto de inflexión" para los gerentes catalanes

Esta polémica debe llevar a que se modernice y refuerce el sistema

Pere Vallribera.
El caso Fernández Díaz, "punto de inflexión" para los gerentes catalanes
Redacción
Viernes, 01 de julio de 2016, a las 17:30

La Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria (SCGS) ha negado este viernes que el sistema de salud esté "destruido", como afirmaba el director de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, en sus conversaciones filtradas con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

En un manifiesto, los gestores sanitarios han propuesto que las filtraciones sean un "punto de inflexión" para ayudar a modernizar y reforzar el sistema, independientemente de ideologías políticas, según un comunicado de SCGS coincidiendo con la jornada 'Modelos de gestión de los hospitales de la red pública: presente y futuro'.

La SCGS, que forma parte de la Academia de Ciencias Médicas de Catalunya y Baleares, se ha posicionado respecto a las filtraciones con este manifiesto, en el que han reclamado "depurar responsabilidades de quienes buscan lesionar el sistema".

Han sostenido que estas conversaciones demuestran que "existe una clara voluntad" de atacar al sistema y a sus responsables políticos, sin la más mínima contemplación hacia el daño que puede derivar sobre los profesionales, las instituciones y especialmente los pacientes.

Por otro lado, Pere Vallribera, ,presidente de la SCGS, considera que "hay que dotar a los centros de autonomía y capacidad de gestión, para poder hacer frente a los retos del sistema y evitar las rigideces inherentes a los sistemas burocrático-administrativos. Es esencial gestionar el sistema sanitario público de forma eficiente, profesional, transparente y rindiendo cuentas, pero ello no debe traducirse en burocratización", 
 
En la misma línea, el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), Joaquín Estévez, ha hecho hincapié en que un modelo de gestión sanitaria "no es bueno o malo por sí mismo" sino por los resultados en salud que aporta, en línea con el compromiso ético con los pacientes y la sociedad en general, y por los indicadores de eficiencia, a favor de la sostenibilidad del sistema.
 
Ahora bien, para obtener resultados en salud y eficiencia, el presidente de Sedisa ha subrayado la importancia de que los directivos de la salud y la gestión sanitaria estén profesionalizados. "Sólo directivos de la salud profesionales, con formación y experiencia adecuadas, serán capaces de hacer evolucionar el modelo sanitario hacia la transformación que el sistema requiere, con enfoque a la cronicidad, a la integración de servicios y la continuidad asistencial y a la implementación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación a favor de calidad y eficiencia", ha argumentado.
 
Finalmente, Pere Vallribera ha insistido en que la profesionalización de la gestión debe ser uno de los pilares fundamentales del sistema de salud, ya que, a su juicio, una gestión adecuada tiene un impacto directo en "buenos" resultados, respecto a la eficiencia, calidad, satisfacción del servicio por parte del ciudadano y también de clima laboral.
 
La mayoría de los hospitales, vinculados al SNS
 
Estévez y Vallribera han abordado estas cuestiones durante la presentación del El 58 por ciento de los hospitales de España está vinculado con el sistema de la red sanitaria pública, según los datos del 'Mapa de Modelos de Gestión de los Hospitales de Utilización Pública en España', elaborado por Sedisa y SCGS.
En concreto, el mapa indica que de los 791 hospitales de España, el 58 por ciento, es decir 456 centros, tiene alguna vinculación con el sistema público, ya sea por pertenecer a la red pública o por tener algún tipo de concierto o contrato para realizar actividad de financiación pública. Del total de estos últimos centros, el 60 por ciento (272 centros) son de titularidad pública, mientras que el 40 por ciento restante (184) son de titularidad privada.
 
Asimismo, un 42 por ciento de los hospitales vinculados al sistema público (332 centros) pertenece a la red hospitalaria de utilización pública y presta a la población atención hospitalaria directa. En general, esta red de hospitales se distribuye, en cuanto al número de hospitales por millón de habitantes, de forma heterogénea. De esta red de centros, más del 80 por ciento son de titularidad pública.
 
Del mismo modo, el trabajo ha mostrado que el modelo de hospital público de gestión directa es "muy mayoritario" en España, excepto en Cataluña. De hecho, la fórmula de hospital público con gestión autónoma, gobernado a través empresas públicas o consorcios, representa menos del 20 por ciento de la red y sólo tiene un peso significativo en Cataluña y Andalucía.
 
Además, el sector privado representa uno de cada cinco hospitales de la red hospitalaria de utilización pública. Mayoritariamente, los hospitales privados de esta red son benéficos sin ánimo de lucro (70 por ciento), mientras que los hospitales con ánimo de lucro son poco significativos en esta red. Las concesiones administrativas con gestión clínica sólo están presentes en Valencia, Madrid y Galicia.