Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55
Conocimiento > Gestión

La transparencia, ingrediente clave para el éxito en modelos colaborativos

Los gerentes apuestan por esta fórmula si cuenta con "compromisos y penalizaciones"

La transparencia, ingrediente clave para el éxito en modelos colaborativos
C.Cristobal / J.A. Puglisi
Cristina Cebrián
Sábado, 12 de noviembre de 2016, a las 19:00
En una tesitura en la que la palabra ‘crisis’ no está aún del todo desterrada del vocabulario de los responsables sanitarios, la apuesta por nuevas formas de financiación se antoja necesario. Precisamente sobre ese aspecto ha tratado la tertulia ‘Imaginación en modelos colaborativos: compra pública, mecenazgo…’, encuadrada en el marco del VIII Encuentro Global de Directivos de la Salud. En ella, los ponentes han apostado de forma unánime por todo tipo de fórmulas que favorezcan la atención a los pacientes, siempre y cuando estén reguladas por unas normas de transparencia bien definidas.


El director la Oficina Jurídica Sociosanitaria (OJS), Enzo Lazzerini, ha señalado al envejecimiento poblacional y la cronicidad como los principales “retos” a los que el SNS ya se enfrenta. Ante estas circunstancias, que “hacen de la sostenibilidad una prioridad”, Lazzerini, moderador de la tertulia, ha dado paso a los ponentes para exponer su visión del tema a partir de sus respectivas experiencias.

Tal y como ha aseverado la jefa de Administración y Gestión de la Fundación Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, Silvia Díaz, “las fórmulas son diversas, y van desde las donaciones a los contratos de patrocinio”. En ese sentido, José Francisco Sedes, gerente del Área de Salud II de Cartagena, ha añadido que todos los modelos de colaboración son válidos aunque “requieren la transparencia necesaria”. “Hablamos de un compromiso mutuo a favor de los avances tecnológicos”, ha agregado.

El madrileño Hospital Clínico San Carlos es ya un experto en el ámbito de los modelos colaborativos. Así lo ha puesto de manifiesto su gerente, José Soto, que ha iniciado su intervención formulando la siguiente pregunta: “¿Nos va bien colaborar, o es mejor que sigamos compitiendo?”. Soto, que ha defendido la importancia de la aportación privada en el desarrollo de campos como el del ‘big data’  ha defendido en referencia a las dificultades de este tipo de acuerdos que “es muy difícil salir de la zona de confort; los pacientes lo aceptan, pero a la sociedad como conjunto le cuesta”.

“Predomina la valoración ética de las actuaciones y prima la política”, ha defendido el gerente del Clínico San Carlos antes de celebrar que “cada vez somos más los directivos profesionales” y recordar que “las circunstancias nos obligan a ser imaginativos”. En una línea parecida se ha manifestado también el gerente del Área de Salud de Badajoz, Dámaso Villa, que ha destacado las figuras del director asistencial y el director de Salud Pública para el desarrollo de estas estrategias y para quien “la clave del éxito no está solo en el ahorro, sino también en que se perciba una mejora”.

¿Desventajas?

En cuanto a las posibles desventajas de la colaboración, Sedes ha hecho mención al concepto de ‘mal uso’ y el “tira y afloja que se da en la negociación”, si bien ha destacado que “si hay un compromiso y unas penalizaciones, el gestor está más tranquilo” y que “para la contratación en procesos complejos resulta muy positivo”.

La tertulia ha formado parte del VIII Encuentro Global de Directivos de la Salud, que se celebra este fin de semana en el Parador de Toledo. La cita, organizada por Sanitaria 2000, cuenta con el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), así como con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Celgene, Fresenius Medical Care, Gilead y Siemens Healthineers.



La tertulia ha formado parte del VIII Encuentro Global de Directivos de la Salud.

La tertulia ha formado parte del VIII Encuentro Global de Directivos de la Salud.