Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Conocimiento > Gestión

La mamografía digital mejora en tiempo y calidad las técnicas tradicionales

Además reduce los tiempos de espera y optimiza la programación terapéutica

El director de la Unidad de Gestión Clínica de Diagnóstico, Rafael Aznar, y el radiólogo responsable del área de diagnóstico por la mama, Fausto Rubio.
La mamografía digital mejora en tiempo y calidad las técnicas tradicionales
Redacción
Lunes, 19 de septiembre de 2016, a las 16:20
Tecnología a favor de la lucha contra el cáncer. El Hospital Universitario de Valme ha incidido en la eficacia de la aplicación de la mamografía digital con realce de contraste, por ofrecer mejores resultados que las técnicas tradicionales, así como por acortar los tiempos de espera diagnósticos y optimizando la programación terapéutica.

La técnica, implementada en el centro desde 2013, es considerada por el hospital como una técnica innovadora de diagnóstico por la imagen para detectar cáncer de mama. De ahí que el hospital sevillano ha convertido a la mamografía con contraste en la técnica alternativa de elección para determinados casos. "Su aceptación ha sido unánime entre los diferentes especialistas implicados en el abordaje de la patología de la mama en el hospital sevillano (radiólogos, ginecólogos, oncólogos y patólogos), quedando incorporada en sus protocolos de estudio de las pacientes", ha recalcado el director de la Unidad de Gestión Clínica de Diagnóstico por la Imagen de este centro, Rafael Aznar.

Resultados en cifras

Desde su implementación, la Unidad de Diagnóstico por imagen de la mama del Hospital Universitario de Valme ha estudiado, a través de mamografía con contraste, un total de 633 mujeres en las que se han detectado 764 posibles lesiones. De ellas, se biopsiaron 597 muestras y se diagnosticaron 457 cánceres de mama. "La efectividad de la técnica frente a otras técnicas, siendo especialmente concluyente en los aspectos de sensibilidad (capacidad de detectar una lesión) y especificidad (capacidad para diagnosticar una lesión maligna como tal)", precisa el radiólogo responsable del área de diagnóstico por la mama, Fausto Rubio.

El balance de la actividad diagnóstica realizada en los últimos tres años y medio en este hospital ofrece datos concluyentes. Mientras que la sensibilidad de los métodos tradicionales (mamografía más ecografía) para detectar lesiones es del 84,7 por ciento, la mamografía con contraste se eleva al 88,6 por ciento. Concretamente, con la mamografía con contraste se llegó a diagnosticar un 16,5 por ciento de lesiones múltiples no sospechadas en mujeres, mientras que los métodos convencionales sólo los detectaron el 8,3 por ciento de las mismas.

Además, la especificidad en los métodos convencionales es del 75,7 por ciento frente al 95 por ciento en las mamografías con contraste. Ello supone la clara disminución del número de falsos positivos y evita en muchos casos biopsias innecesarias.

Características del diagnóstico

La mamografía digital, que solo se encuentra en este centro y en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares dentro del sector público, tiene por finalidad de detectar cánceres sin diagnosticar y con sospecha clínica; conocer la extensión real del cáncer en la mama cuando se sospecha o cuando las imágenes previas no son concluyentes; detectar si existe un solo tumor o varios, y estudiar mamas densas, muy difíciles de diagnosticar porque los tumores no se palpan y pueden estar ocultos. En menor medida se utiliza además para diferenciar imágenes de cicatrices, en mujeres intervenidas quirúrgicamente, de posibles nuevas apariciones de la enfermedad o recaída tumoral.

Otro de los grandes beneficios de esta técnica es la disminución de la ansiedad de las mujeres. El protocolo establecido disminuye los tiempos de espera diagnósticos al realizar la mamografía antes que la biopsia, frente a la práctica habitual extendida en otros centros de realizar la resonancia después de la biopsia para el estudio del alcance del tumor. En este segundo proceder puede suponer la repetición de nuevas biopsias al detectar tumores no encontrados en un principio.

Fausto Rubio resume las importantes ventajas de esta técnica de la siguiente manera: "Supone una ayuda fundamental para el diagnóstico de mujeres con sospecha de cáncer de mama, acorta los tiempos diagnósticos y aporta más precisión diagnóstica favoreciendo la optimización de la programación de tratamientos y, además, con eficiencia económica (2,6 por ciento veces menos costosa la mamografía con contraste que la resonancia)".